Una cita de alto riesgo para calmar una interna enardecida

Axel Kicillof, en La Plata
Axel Kicillof, en La Plata Crédito: Twitter
Kicillof se mostró en La Plata con los cinco precandidatos a intendente del PJ
María José Lucesole
(0)
7 de agosto de 2019  

LA PLATA.- Rodeado por los cinco rivales que este domingo disputarán la interna del peronismo local para alzarse con la candidatura a intendente de La Plata, Axel Kicillof intentó ayer hacer equilibrio entre las distintas facciones en pugna por suceder a Julio Garro (Juntos por el Cambio).

El diputado y exministro de Economía de Cristina Kirchner se refirió a la dura interna que se da entre los cinco postulantes de distintas corrientes del peronismo platense, una pelea que tiene como protagonistas a la diputada provincial Florencia Saintout y la concejal Victoria Tolosa Paz, pero donde también pujan el exjuez Luis Arias, el diputado bonaerense Guillermo Escudero y el dirigente del Movimiento de Unidad Popular Federico Martelli.

"Hay matices que enriquecen. No somos todos iguales. En algunos lugares hemos logrado unificar, en otros vamos a unas PASO. Estamos trabajando de manera armónica y clara con matices diversos. Estamos agradecidos de que todos ellos estén apoyando a nuestra fórmula y sabemos que el día después de las PASO todos juntos vamos a estar trabajando para ganarle al oficialismo", auguró.

Las palabras de unidad parecieron destinadas a llevar calma a una interna enardecida, sobre todo entre las dos mujeres que lideran la intención de voto.

"Estamos convencidos de que vamos a ganar. Y sabemos del compromiso de otras fuerzas internas para acompañarnos después del domingo", dijo Saintout, exdecana de la Facultad de Periodismo y preferida por La Cámpora. "Voy a ganar la interna y voy a ser la primera mujer intendenta de la ciudad", señaló Tolosa Paz, esposa del publicista Pepe Albistur, amigo y dueño del departamento de Puerto Madero en el que vive Alberto Fernández.

La disputa involucró a Julio Garro, que se mostró dispuesto a debatir con Saintout. "Él no puede elegir quién es el adversario", desafió Tolosa Paz. "La que elige es la gente", terció Martelli.

Un lugar más moderado en la disputa interna llevan el peronista Escudero y el exjuez en lo contencioso administrativo Arias, destituido en agosto del año pasado tras un juicio político que incluyó una veintena de cargos, condimentado por el enfrentamiento que el magistrado tuvo tanto con funcionarios de Vidal como de Daniel Scioli.

Kicillof se mostró agradecido de tener el apoyo de todas las líneas internas. Y desafió los consejos de quienes le sugerían no mostrarse en los distritos donde no se logró unidad antes de las paso.

Pasado mañana, el economista volverá a mostrarse rodeado de jefes comunales y precandidatos a intendente en un acto en Merlo, que será el cierre de su campaña en este territorio.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.