Preocupación por el efecto inflacionario. Una comisión vigilará los precios