Una cruzada contra el voto útil

(0)
14 de agosto de 2011  

Convencida de que hizo todo lo que tenía que hacer ("formamos los mejores equipos y fuimos coherentes", sostiene) y apelando a la sociedad para que "vote por convicción" y no caiga en la trampa de la polarización que piden otras fuerzas de oposición; así llega Elisa Carrió, candidata presidencial de la Coalición Cívica (CC), a las primarias que hoy definirán la grilla de partida para las elecciones de octubre.

"Las primarias son como un partido amistoso o una gran encuesta nacional; es una linda oportunidad de votar sin presiones", sostuvo Carrió a lo largo de la última semana de campaña en su cruzada contra el denominado "voto útil".

Segunda con el 23% de los votos en la presidencial de hace cuatro años, esta tercera aventura presidencial de "Lilita" es en soledad, sin el acompañamiento de otras fuerzas. Y esto traerá sus consecuencias, como lo reconoce la senadora nacional María Eugenia Estenssoro: "No es el mismo escenario; hoy no estamos en el segundo lugar nacional", admitió, en diálogo con La Nacion, quien fue candidata a jefa de gobierno de la ciudad de Buenos Aires por la CC.

La legisladora explica este escenario en la aparición de nuevas ofertas opositoras no peronistas, como la del gobernador de Santa Fe, Hermes Binner (el socialismo fue socio de la CC en 2007), y la de Ricardo Alfonsín, que ganó consideración popular tras la muerte de su padre, con lo que le dio al radicalismo un candidato en apariencia más competitivo que en las elecciones de hace cuatro años.

¿Números, cifras concretas para las elecciones de hoy? "No tenemos ninguna idea", dice Estenssoro. "No se sabe qué pasará", agrega Carrió, y se esperanza con su convicción de que el país "ya no es bipartidista: es pluralista".

"El 14 [por hoy] veremos realmente cómo estamos parados; por eso, pedimos a los argentinos un voto de acompañamiento que sea por convicción", propone el diputado Adrián Pérez, compañero de Carrió en la fórmula presidencial y en el bloque de la Coalición en la Cámara baja.

La cuestión del día siguiente ya provocó algunos cortocircuitos internos. La chispa la disparó la diputada nacional Patricia Bullrich, que apuesta a renovar su banca por la Capital, cuando opinó que la oposición debía iniciar un diálogo sin exclusiones después de las primarias.

"Tenemos que dialogar con todos aquellos dirigentes que hoy conforman la oposición al kirchnerismo", afirmó Bullrich, hoy candidata a la reelección, en un reportaje publicado el miércoles por La Nacion, y disparó una suerte de crisis que se intenta mantener en sordina. No es la única que piensa así, aunque a Carrió no le guste la idea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.