Una explicación que desató más polémica

(0)
31 de diciembre de 2009  

Enfundado en un elegante traje gris claro y sin perder nunca el tono afable, el ministro de Economía, Amado Boudou, esquivó ayer con varias gambetas las críticas opositoras al decreto presidencial 2010, que creó el Fondo del Bicentenario, destinado a pagar 6569 millones de dólares de la deuda pública.

En una exposición de 20 minutos, el ministro dijo que la medida busca "agregar certidumbres y usar inteligentemente las reservas"; definió el modelo kirchnerista como "sustentable e inclusivo", y auguró un 2010 mucho mejor que el 2009.

El tema enseguida derivó en un debate sobre el papel del Banco Central y las implicancias para su titular, Martín Redrado, si obedece la instrucción de usar sus reservas. "Nos han hecho creer que el Banco Central es un iceberg con vida propia, como si no fuera un instrumento central de política económica", se quejó el jefe del bloque oficialista en el Senado, Miguel Pichetto.

"Si no, sería más importante ser presidente del Banco Central que haber sido elegido por el voto popular", agregó Pichetto, que le pidió a Redrado no tener miedo porque el bloque oficialista lo respalda.

La oposición no opinó igual. "Si cumplen con esto, van a ser pasibles de una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público", les dijo el secretario por la oposición, el senador Luis Naidenoff, a los funcionarios del Banco Central.

La otra polémica giró en torno de la necesidad de usar un DNU para instrumentar el pago. A regañadientes, Boudou admitió que los primeros vencimientos de deuda son en febrero, pero que la mayoría vencerán en agosto, lo que para la oposición quitaba el carácter de medida urgente que requieren los DNU para ser válidos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.