Una felicitación de Obama levantó el ánimo de la delegación argentina