Una jugada audaz que podría ahorrarle millones a la petrolera argentina

El pedido de auditoría interna impulsado por Gutiérrez le evitaría a YPF pagar multas en EE.UU.
Hugo Alconada Mon
(0)
26 de febrero de 2018  

Corrían los últimos días de diciembre de 2016 cuando desde Estados Unidos irrumpió la noticia: Odebrecht había admitido que pagó sobornos entre 2007 y 2017 en la Argentina y otra decena de países.

El máximo responsable financiero (CFO) de YPF, Daniel González, envió entonces un correo electrónico al presidente de la compañía, Miguel Gutiérrez. Dada la poca información que llegaba desde Estados Unidos, le planteó que sería bueno iniciar una auditoría interna para revisar cómo fueron las operaciones de YPF con Odebrecht.

El tiempo le dio la razón. Y acaso la decisión termine ahora por ahorrarle millones de dólares a la petrolera en posibles multas si la Comisión de Valores (SEC, según sus siglas en inglés) de Estados Unidos resuelve iniciar una investigación.

¿Por qué? Porque YPF tomó la iniciativa para expiar posibles pecados y los eventuales pecadores.

Primero, la petrolera envió este jueves una auditoría interna a la Justicia Federal en la que expuso posibles irregularidades y el extravío -o robo- de documentación respaldatoria por decenas de millones de dólares vinculada a la construcción por parte de Odebrecht de la planta de reformado catalítico continuo.

Segundo, porque ya salieron a la luz dos planillas aportadas a la Justicia brasileña por ex ejecutivos de Odebrecht devenidos "delatores premiados" que expusieron "pagos indebidos" vinculados a esa misma obra situada en el complejo industrial de Ensenada.

En esas planillas se asentaron pagos entre el 30 de mayo de 2011 y septiembre de 2012 por un total de US$70.000 con destino a alguien identificado como Pato, mientras que el entonces CEO de Odebrecht en la Argentina Flavio Bento e Faria aparece como el que autorizó esa salida de fondos negros.

¿El monto es menor? Sí. Pero esa cifra parece aludir a coimas que se abonaron en efectivo, lo que no descarta que pudiera complementarse con transferencias a cuentas bancarias controladas por sociedades offshore en paraísos fiscales, como era práctica habitual en Odebrecht.

¿Fueron sobresueldos que la compañía brasileña les entregó a funcionarios o ejecutivos de YPF, que debían controlar el avance en la ejecución del contrato, por ejemplo, o firmar los certificados de finales de obra o destrabar los pagos?

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.