Una larga lista de ausencias fue la nota del plenario en San Luis

Faltaron a la cita Rico, Posse y varios dirigentes sindicales
(0)
4 de mayo de 2003  

SAN LUIS (De un enviado especial).- Las elecciones del domingo último y la necesidad de posicionarse ante la segunda vuelta dejaron algunos heridos en las filas del Movimiento Nacional y Popular (MNyP), que lidera Adolfo Rodríguez Saá.

Fiel reflejo de esa situación fueron las notorias ausencias que se registraron en el plenario celebrado ayer en esta provincia. Así, por ejemplo, el líder de Dignidad Peronista e intendente de San Miguel, Aldo Rico, faltó a la cita y dejó abierta la incógnita sobre cuál será el futuro de su alianza con el ex gobernador puntano. En su lugar concurrió su yerno, Luis Soaje.

Por lo pronto, en el entorno de Rodríguez Saá al ex militar carapintada se lo acusa de "no haber trabajado lo suficiente" para garantizar una mejor elección en territorio bonaerense, en la que esperaban obtener el 18 por ciento y apenas si superaron los 13 puntos.

El hecho de que Rico haya faltado postergó el debate sobre el distrito, aunque un hombre de confianza de Rodríguez Saá aseguró que la ruptura de la alianza "parece un proceso lógico y natural".

Lo mismo ocurrió con el candidato a vicepresidente del MNyP, el radical Melchor Posse, que, sin embargo, le entregó a Rodríguez Saá una nota en la que anunciaba que pasará "a segundo plano por un tiempo".

Esto fue leído como un reconocimiento tácito de que el ex intendente de San Isidro falló en su tarea de captar votos en el norte del Gran Buenos Aires. La mala performance habría obedecido a que su hijo, Gustavo (intendente de San Isidro), no estaba de acuerdo con su alianza con el puntano.

La lista de ausencias también incluye a casi toda la plana mayor del Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA). Sólo el judicial Julio Piumato sentó posición en el plenario y lo hizo por apoyar "el mal menor", entendiéndose a Néstor Kirchner como esa opción.

Pero por el hotel Cruz de Piedra se esperó en vano al camionero Hugo Moyano y al colectivero Juan Manuel Palacios. En este caso se especulaba con que ambos dirigentes sindicales quieren jugar con Kirchner en la segunda vuelta.

Por último, otro ausente fue el dirigente Pablo Challú, uno de los cuatro postulantes a la jefatura de gobierno porteña que abrevan en el MNyP. Challú es uno de los pocos dirigentes que pretenden apoyar a Menem en el ballottage, algo inaceptable para los hermanos Rodríguez Saá.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.