Una nueva fase en la carrera hacia la Casa Rosada: el golpe por golpe

Scioli y Macri cruzaron duras acusaciones; junto a ellos dicen que empezó la "campaña sucia"
Gabriel Sued
(0)
29 de julio de 2015  

Solían declarar que eran amigos y que se respetaban "en lo personal". Pero la cortesía parece haber quedado de lado. Después de varias semanas de evitar la confrontación directa, Daniel Scioli y Mauricio Macri profundizaron ayer la polarización y entraron en una fase de golpe por golpe.

Arrinconado por las críticas del kirchnerismo contra un supuesto plan de Pro para encarar un ajuste económico, Macri tiró la primera piedra: durante una recorrida de campaña por La Plata, acusó a Scioli de ser "el responsable del desplazamiento de Bonadio" de la causa Hotesur.

Minutos más tarde y desde Mendoza, el gobernador de la provincia de Buenos Aires minimizó a su principal adversario al referirse a él como "el ex presidente de Boca", y sostuvo que la Capital Federal "es una ciudad que ha retrocedido en su calidad de vida".

Desde ambos sectores coinciden en que empezó la "campaña sucia", pero atribuyen el ánimo beligerante a sus rivales y se colocan como víctimas.

El dardo del jefe de Pro llegó justo después de que Daniel Rafecas, el nuevo juez de la causa Hotesur, corrió a la Policía Metropolitana de la instrucción del caso. "Scioli es el responsable del desplazamiento de Bonadio de la investigación judicial. Se sabe que existieron reuniones secretas y él colaboró con esas maniobras", dijo Macri.

El precandidato presidencial de Cambiemos les dio así una vuelta de tuerca a las palabras del propio Bonadio, que había dicho que había rechazado un pedido de enviados del gobernador para hablar con él de la causa Hotesur. El juez sostuvo además que conocía a Scioli hacía muchos años y que había comido varias veces con el mandatario, en su casa de Villa La Ñata, a lo que Scioli nunca respondió en forma directa.

"Que el ex presidente de Boca siga haciendo titulares rimbombantes, total nosotros vamos a seguir con responsabilidad y solidez intelectual", sostuvo, casi a la misma hora, Scioli en Mendoza, donde encabezó un encuentro de los precandidatos del FPV al Parlasur. Antes de partir para Corrientes y Chaco, donde protagonizó otros dos actos de campaña, atribuyó el ajustado triunfo de Horacio Rodríguez Larreta en la Capital a una mala gestión de Pro. "Es una Ciudad que tiene una enorme presión impositiva, que ha retrocedido en su calidad de vida con el tránsito caótico y la contaminación", dijo.

En el entorno del gobernador bonaerense niegan que las palabras de Scioli hayan sido una respuesta a las acusaciones del jefe de gobierno porteño. La confrontación de los dos proyectos, argumentan, está presente desde el primer día. Calificaron las acusaciones de Macri como el inicio de la "campaña sucia".

En Pro reconocen, en cambio, que llegó la hora de endurecer el discurso. "Si nos pegan, tenemos que pegar más fuerte", detalló a LA NACION un dirigente que participa de los almuerzos que Macri encabeza todos los lunes. En el entorno del jefe de Pro argumentan que la nueva etapa empezó con la "operación" para atribuir a Pro propuestas de los economistas Carlos Melconian, Miguel Ángel Broda y José Luis Espert. Sólo el primero pertenece al macrismo. Y avisan que están preparados por si tienen que volver a responderle al gobernador.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.