Your browser does not support javascript

Una prueba de fuego para Cristina, que se juega su cuota de poder