Una sesión del Congreso con clima diferente