Urribarri recorre el país y ya avanza con una receta de gestión