Urso perdió la causa por enriquecimiento ilícito de Menem

Lo resolvió de oficio la Cámara Federal
(0)
13 de diciembre de 2001  

El juez federal Jorge Urso ya no investigará a Carlos Menem. La semana última perdió la causa por el tráfico ilegal de armas a países en guerra y ayer la Cámara Federal porteña lo obligó a desprenderse del expediente por enriquecimiento ilícito del ex presidente que tramitaba en su juzgado.

La Sala I de la Cámara resolvió de oficio apartar a Urso y al fiscal federal Carlos Stornelli de la investigación que más inquieta a Menem, según admiten allegados al ex mandatario.

En una resolución de tres carillas, a la que tuvo acceso LA NACION, Luisa Riva Aramayo, Raúl Vigliani y Gabriel Cavallo concluyeron que el sumario en el que se analiza un supuesto incremento patrimonial del ex presidente superior a los 800.000 pesos debe pasar al juzgado en lo penal económico N°3, a cargo de Julio Speroni.

Los fundamentos

Los camaristas fundaron su decisión en el fallo que dictó hace siete días la Sala II de la Cámara de Casación Penal, que consideró que la causa por contrabando agravado que instruye Speroni "atrae por conexidad a las actuaciones donde se investigan los restantes delitos", porque es el delito más grave de los que se investigan luego de que la Corte Suprema, el 20 de noviembre último, descartara la calificación de asociación ilícita que mantuvo encerrados durante más de cinco meses al ex presidente y a su ex cuñado, Emir Yoma.

"La investigación global de los hechos, tal como se venía practicando hasta la decisión de 6 de diciembre, permitirá apreciar en su conjunto la totalidad de las probanzas reunidas con el fin de favorecer la correcta y total investigación sobre los hechos", indicaron los camaristas.

Riva Aramayo (amiga de Carlos Corach y peronista), Vigliani y Cavallo también recordaron el fallo de sus pares de la Sala II de la Cámara Federal, que aceptaron unificar un expediente por presunto enriquecimiento ilícito de Menem con el de la venta de armas a Croacia y a Ecuador para investigar la maniobra "desde su gestación y su aspecto económico, refiriéndolo como lo que se ha dado en llamar la ruta del dinero".

La decisión de la Sala I de la Cámara fue bien recibida por el ex mandatario y sus colaboradores, que siempre criticaron con dureza la actuación de Urso y de Stornelli y, en cambio, rescatan la figura de Speroni.

La diferencia entre ambos magistrados es evidente. Mientras Urso procesó y dictó la prisión preventiva de Menem por asociación ilícita y falsedad ideológica de los decretos que posibilitaron los envíos entre 1991 y 1995, el 7 de junio último, Speroni dictó la falta de mérito del ex presidente y de su ex cuñado en la causa por contrabando.

Mientras Urso remitió decenas de exhortos a Suiza y a otros países en busca de cuentas que el ex jefe del Estado tendría en el exterior, Speroni sólo indagó a Menem cuando se lo ordenó la Sala B de la Cámara en lo Penal Económico.

Río Tercero

  • La Sala II de la Cámara de Casación, que la semana última unificó todas las causas por el tráfico de armas en el juzgado en lo penal económico a cargo de Julio Speroni, concluyó ayer que las explosiones registradas en 1995 en la Fábrica Militar de Río Tercero fueron consecuencia de un accidente sin vinculación con la venta de armamento. Así, en sintonía con el dictamen del fiscal Raúl Plée, los camaristas Juan Fégoli, Pedro David y Raúl Madueño frustraron la intención del juez federal Jorge Urso de investigar el caso y ratificaron que éste debe seguir en poder de la justicia cordobesa bajo la calificación de "estrago culposo".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.