Urso y Stornelli ya no investigarán a Menem

(0)
7 de diciembre de 2001  

Todo salió como quería Carlos Menem. Dos páginas y media bastaron para que la Cámara de Casación Penal dejara al juez federal Jorge Urso y al fiscal Carlos Stornelli con las manos vacías: la causa por el tráfico de armas a países en guerra, que comenzó en 1995 y obligó al ex presidente a cumplir más de cinco meses de arresto domiciliario, quedó en poder del juez en lo penal económico Julio Speroni.

La Sala II de la Casación concluyó ayer que todas las investigaciones vinculadas con la venta de armamento a Croacia y a Ecuador deben acumularse en el juzgado en lo penal económico N° 3, a cargo de Speroni, que ya dictó la falta de mérito de Menem y de su ex cuñado Emir Yoma.

¿La razón? Ese magistrado es quien investiga el delito más grave luego de que la Corte Suprema descartó la calificación de asociación ilícita que Urso atribuyó al ex mandatario y a otros ex funcionarios menemistas.

Los camaristas Pedro David, Raúl Madueño y Juan Fégoli resolvieron de acuerdo con lo dictaminado por el fiscal Raúl Plée hace ocho días.

Para sacarle el expediente a Urso y a Stornelli, los magistrados argumentaron que "el delito más grave investigado en estas causas es el contrabando agravado", que prevé una pena de cuatro a 12 años de cárcel.

Por eso, dijeron los camaristas, como "la causa donde se investiga dicho delito, de acuerdo con lo establecido por nuestro ordenamiento procesal atrae por conexidad a las actuaciones donde se investigan los restantes delitos, deberán acumularse las causas" en el fuero en lo penal económico.

Los magistrados señalaron que en el caso se dan "todas las hipótesis de conexidad del artículo 41 del Código Procesal Penal" y destacaron que "continuar con instrucciones paralelas puede generar la escisión de hechos únicos, con la posibilidad de violar la prohibición" de doble juzgamiento.

En su dictamen, Plée había dicho que Speroni deberá profundizar la pesquisa de la "ruta del dinero" porque podría llegarse así a los autores del contrabando. Los camaristas nada dijeron sobre ese punto ni sobre las investigaciones por presunto enriquecimiento ilícito de Menem y de los otros 46 imputados en la causa de Urso.

La disputa de competencia comenzó el 22 de octubre último, cuando la Sala II de la Cámara Federal consideró que no podía confirmar ni revocar el procesamiento de Menem por asociación ilícita y falsedad ideológica de los decretos que posibilitaron los envíos de armas, hasta tanto no se acumularan las causas en las que se investigaba la misma maniobra.

El fallo firmado ayer quedará firme porque no lo apelarán ni el fiscal Plée ni los defensores de Menem, de Yoma y de otros imputados. Todos se pronunciaron en favor de que Speroni asumiera la instrucción del caso que más complica al menemismo.

Urso y Stornelli ya no investigarán la venta de armas. Y Speroni nunca preocupó al ex presidente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.