Vacaciones: los K siguen enojados con Insaurralde

(0)
25 de noviembre de 2013  

Martín Insaurralde sabe que el kirchnerismo lo tiene en penitencia desde que aceptó sacarse una foto con Sergio Massa en Tigre y luego de las elecciones del 27 de octubre. Pero se indignó cuando, al llegar a Miami con su novia, Jesica Cirio , se encontró con una agresiva declaración del senador Aníbal Fernández. Dijo el ex ministro todoterreno: "Insaurralde en su rol personal puede hacer lo que se le antoje. A mí no me representa ni representa a nadie porque las elecciones terminaron el 27 de octubre". Después sugirió que era "un traidor". Insaurralde, todavía intendente de Lomas de Zamora, les escribió por el chat del celular a varios de sus allegados e incluso a dirigentes cercanos a Massa con los que tiene cada vez mejor relación: "A mí en Lomas la gente me pide que no me vaya; Aníbal cuando era intendente de Quilmes tuvo que escaparse en un baúl". ¿El intendente le hará caso a la gente o finalmente compartirá los pasillos del Congreso con su declarado enemigo Aníbal?

Por cierto, el senador Fernández no fue el único que lo criticó: Luis D´Elía, el cantante Ignacio Copani y la diputada hiperkirchnerista Diana Conti también lo fustigaron feo por irse a vacacionar con su joven novia en tiempos difíciles. "Nosotros estamos acá trabando y Martín está tomando sol. No hay relación alguna. Y cada uno es artífice de su propio destino", dijo Conti, a modo de amarga bienvenida a la Cámara baja.

Gira

Massa se junta con empresarios y enoja al Gobierno

A su paso por España, el diputado electo Sergio Massa recorrió los principales despachos del establishment español. En general fueron reuniones reservadas, a las que Massa llegó sin los camarógrafos que contrató para retratar su primera gira internacional desde que ganó las elecciones en Buenos Aires. Estuvo con Isidro Fainé, presidente del grupo financiero La Caixa; César Alierta, número 1 de Telefónica; Juan Luis Cebrián (Grupo Prisa); el constructor Florentino Pérez (además presidente del Real Madrid), y Juan Rosell, director de la patronal CEOE. Dos medios españoles llegaron a publicar que se vería con el presidente de Repsol, Antonio Brufau, pero en la comitiva nunca lo confirmaron. De haber ocurrido, habría alimentado la furia del gobierno kirchnerista, enfrascado desde hace un año y medio en una batalla judicial con la petrolera española por la expropiación de YPF.

Lo que seguro habrá despertado suspicacias en la Casa Rosada es el encuentro con Alierta, a quien durante la campaña electoral le llegaron quejas y presiones kirchneristas por los minutos que obtenía Massa en Telefé, el canal de Telefónica. Los propagandistas del Gobierno estarán ahora bien atentos a la pantalla de las tres pelotas.

Ascenso

D’Elía, más que contento con la llegada de Capitanich

Uno de los más satisfechos con el nuevo elenco ministerial de Cristina Kirchner debe ser el líder de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV), Luis D’Elía. Ocurre que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , designó entre sus colaboradores a Fabricio Bolatti, máxima autoridad de la FTV en su provincia, Chaco. El dirigente, que hasta la semana pasada se desempeñaba como presidente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura provincial, ocupará la Secretaría de Seguimiento Presupuestario de la Jefatura de Gabinete. Con bajo perfil desde hace meses, D’Elía también había celebrado en las elecciones del 27 de octubre la continuidad de su esposa, Alicia Sánchez, que obtuvo su reelección como diputada bonaerense en la Legislatura provincial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.