"Vamos a crear un millón de empleos"

Dijo que indemnizará a las víctimas de los saqueos, prometió austeridad y que no se pagará la deuda
(0)
24 de diciembre de 2001  

Los siguientes son los párrafos más destacados del discurso inaugural del presidente Adolfo Rodríguez Saá ante la Asamblea Legislativa:

  • "Vengo a cumplir el mandato constitucional que acaba de otorgarme esta Honorable Asamblea Legislativa para desempeñar la función de presidente de la Nación Argentina (...) en uno de los contextos más difíciles y dramáticos, pero también más profundos y transformadores que le ha tocado vivir a nuestra Argentina, contexto que se patentizó en la noche del martes pasado, donde comenzó lo que me animo a calificar como uno de los más grandes movimientos populares de nuestra historia, cuando los hombres y mujeres de este país salieron a la calle a manifestar que no soportaban más el caos, el hambre, la desocupación, la marginalidad, la inseguridad, la exclusión social, la indecisión, la situación dolorosa por la que estamos atravesando (...). La observación de estos trágicos días nos obliga a que en las próximas horas estemos proponiendo al Honorable Congreso de la Nación una ley para indemnizar a todos aquellos que fueron víctimas de la protesta popular.
  • "En esas jornadas vimos algo que no pudimos nunca imaginar los hombres y mujeres que integramos esta democracia, que tanto dolor y sangre costó a los argentinos antes de 1983, nada más y nada menos que el símbolo de la lucha por su recuperación. Me refiero a las Madres de la Plaza de Mayo reprimidas inexplicablemente por las fuerzas de la democracia.
  • "Esta noche, esta madrugada, comenzaremos a instrumentar el plan social para crear un millón de empleos (...). Vamos a consultar, reflexionar y decidir en las próximas horas acerca de restablecer el derecho constitucional según el cual cada trabajador tiene derecho a acceder a un salario mínimo, vital y móvil.
  • "Sin dudar, vamos a implementar de inmediato un plan de emergencia alimentaria para contener a todos los excluidos, marginados y postergados. Lo haremos en estrecha colaboración con cada una de las jurisdicciones provinciales.
  • "Remitiremos a la brevedad a este Congreso de la Nación una ley para concretar la decisión de disminuir los salarios de los funcionarios en actividad del Poder Ejecutivo Nacional y sus entidades autárquicas y descentralizadas, de manera tal que nadie, repito, nadie, pueda ganar más que el presidente de la Nación, cuya remuneración, por todo concepto, será fijada en 3000 pesos.
  • "Se dispondrá la inmediata venta de la totalidad del parque automotor asignado a funcionarios públicos del Poder Ejecutivo Nacional y de todos los entes autárquicos y descentralizados. Y en la emergencia gravísima que vive el país también pondremos en venta, y nos animaremos a hacerlo, el parque aeronáutico de la Presidencia de la Nación.
  • "No siento que sea justo definir a la llamada deuda externa argentina como el endeudamiento contraído por el Estado argentino frente a los acreedores extranjeros que merezca definir nuestra posición con la frase: debemos honrar los compromisos asumidos. Siento que las cosas no son así. No podemos obviar con crudeza que algunos dicen que la llamada deuda externa, al menos parcialmente, es el más grande negociado económico que haya vivido la historia argentina.
  • "Este concepto se agrava porque su tratamiento siempre se ha realizado en escenarios reducidos, en oficinas a puertas cerradas, con decisiones desconocidas y a espaldas del interés general. Y lo que es más grave, se ha priorizado el pago de la llamada deuda externa frente a la deuda que este país tiene con sus propios compatriotas.
  • "Vamos a tomar el toro por las astas, vamos a hablar de la deuda externa. En primer lugar, anuncio que el Estado argentino suspenderá el pago de la deuda externa. Esto no significa el repudio de la deuda externa, esto no significa una actitud fundamentalista. Muy por el contrario, se trata del primer acto de gobierno que tiene carácter racional para darle al tema de la deuda externa el tratamiento correcto.
  • "Propondremos en el curso de la semana que viene la implementación de una tercera moneda a fin de inyectar liquidez al consumo popular. Esto no perjudicará a nadie y llevará beneficio a los hogares argentinos. Una devaluación significaría disminuir el salario de los trabajadores en la misma proporción, sumado a la posibilidad cierta de un descontrolado incremento de precios afectando el consumo de los sectores asalariados o con ingresos fijos.
  • "Como siempre lo hago, toda vez que me ha tocado afrontar las responsabilidades que el pueblo me delegó, pido la protección de Dios y del milagroso Cristo de la Quebrada a que me ayude e ilumine en los difíciles días que me esperan en este período."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.