Vandenbroele negó acusaciones

En una solicitada dijo que no es amigo de Boudou y desechó la denuncia
(0)
6 de marzo de 2012  

Primero salió al ruedo la familia Ciccone, al día siguiente se sumó el vicepresidente Amado Boudou y, ayer apareció Alejandro Vandenbroele. Mediante una solicitada, desmintió cualquier delito o vínculo espurio en el resurgimiento de la principal imprenta gráfica del país.

"Es absolutamente falso que sea testaferro del vicepresidente", afirmó Vandenbroele en la solicitada. "No fui, ni soy amigo ni conocido, y mucho menos cierto que tenga con él relación comercial alguna", planteó.

De ese modo, Vandenbroele desmintió a su esposa, Laura Muñoz, quien lo identificó ante el fiscal federal Carlos Rívolo y la prensa como presunto "testaferro" de Boudou para los "negocios no tan claros" y blanquear "coimas".

El abogado reconoció, por el contrario, que mantuvo una relación "estrictamente profesional", de "servicios de asesoramiento", con José María Núñez Carmona, íntimo amigo, socio comercial en varias firmas, padrino de casamiento y testigo de divorcio de Boudou.

Vandenbroele sostuvo, sin embargo, que su "último trabajo profesional para Núñez Carmona fue en octubre de 2010", aunque no aclaró si desde entonces se mantuvo en contacto con él. Según empresarios, trabajadores y gremialistas de la ex Ciccone, Vandenbroele y Núñez Carmona trabajaron juntos para lograr el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone, anticiparon nuevos contratos del Gobierno tras invocar que venían "en nombre de Boudou". Ayer, Vandenbroele lo negó.

El rostro visible de la firma The Old Fund SA detalló además que no es de Mar del Plata ni vivió allí, salvo "esporádicamente", lo que refutó Muñoz desde Mendoza. "Alejandro estuvo viviendo en la casa de los primos. Arrancamos mal si miente sobre algo comprobable", señaló.

Nada dijo, en tanto, sobre el inesperado giro y la moratoria excepcional concedida por la AFIP a la ex Ciccone, ni sobre el origen de los fondos que permitieron levantar la quiebra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.