Varios meses sin labor judicial

(0)
25 de agosto de 2001  

LA PLATA.- Entre la feria chica de Semana Santa y los paros sectoriales, hace varios meses que el servicio de justicia en la provincia de Buenos Aires está paralizado.

Y todo podría seguir así, pese a las exhortaciones y reclamos, por lo menos a la luz de lo decidido ayer en el plenario de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), realizado en Gonnet.

Víctor Mendivil, titular del gremio, dijo allí que “las medidas de fuerza seguirán hasta que se devuelva al trabajador judicial la porción del salario confiscada por el bono Patacón”.

La AJB, al ratificar los paros en módulos de dos horas cada uno, “retención de tareas” y movilizaciones, declaró que las medidas se suspenderían si la Suprema Corte de Justicia provincial garantizara el retroceso del conflicto y consiguiera la recuperación del dinero suplido por bonos.

Resulta que en el tenso clima que la Justicia provincial vive la Corte había exhortado a magistrados, funcionarios y empleados a cumplir sus tareas.

Paralelamente, el presidente del Colegio de Abogados de La Plata, Carlos Andreucci, reclamó del alto cuerpo “medidas para asegurar garantías mínimas” y sugirió que se dispusiera un llamado a “conciliación obligatoria, para destrabar el conflicto laboral que paraliza la administración de justicia”.

La cuestión no se agota allí: el Colegio de Magistrados y Funcionarios de la provincia hizo saber que sus miembros ingresaron en “una práctica cesación de pagos, por la pésima implementación del bono Patacón”.

Como broche, el camarista de San Isidro Fernando Maroto presentó ayer ante el juez Juan Makintach una denuncia contra el gobernador Carlos Ruckauf por presunta desobediencia, malversación de caudales y violación de los deberes de funcionario público.

Además de convocar a la normalización laboral, la Corte bonaerense decidió un drástico recorte en sus gastos habituales.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?