Ven una caída en las ventas de ropa, autos y departamentos