Venderá el Gobierno el avión Tango 01

Por las fallas, se resolvió cambiarlo
Mariano Obarrio
(0)
14 de noviembre de 2007  

Cristina Kirchner podrá cumplir una vieja promesa de Fernando de la Rúa. El gobierno de Néstor Kirchner tomó la decisión de poner en venta el avión presidencial Tango 01, aunque la ejecución de la iniciativa estará a cargo de la futura presidenta, luego de asumir el 10 de diciembre, mediante una licitación internacional.

El único factor que podría impedir la operación sería la falta de compradores: es un avión equipado para comitivas presidenciales o empresariales y no sirve para uso aerocomercial.

En los últimos tres años el avión tuvo reiterados problemas en su funcionamiento que provocaron gastos por 8 millones de dólares. El 28 del mes pasado falló una de sus turbinas durante un vuelo en el que viajaba el matrimonio presidencial.

El Gobierno reemplazaría el Tango 01 por un avión de menor porte. Sería uno del estilo del Gulfstream que el empresario Eduardo Eurnekian presta habitualmente a la Casa Rosada para vuelos de corta distancia.

Según pudo saber ayer LA NACION de diversos funcionarios y fuentes aeronáuticas, los viajes de larga distancia, en tanto, podrían seguir cubiertos por el Jumbo Boeing 747-200 que Aerolíneas Argentinas le alquila al Gobierno a US$ 300.000 por cada salida. La presidenta estaría de acuerdo.

Sería ella quien deba definir el destino definitivo del Tango 01. Cristina Kirchner conoce bien -aprueba desde ya- al Gulfstream y al Boeing 747 de Aerolíneas.

Aún no se decidió el avión de reemplazo. Lo único firme es, por ahora, la decisión política y las averiguaciones preliminares para poner en marcha la venta del Tango 01, un Boeing 757 que había sido comprado por el ex presidente Carlos Menem en los 90 y que entonces fue estigmatizado como un emblema de ostentación.

Para diferenciarse de la opulencia de Menem, el ex presidente Fernando de la Rúa había acuñado en su campaña preelectoral de 1999 la siguiente promesa: "El avión es muy lindo, pero lo vendo ". Nunca llegó a cumplir su propuesta y lo usó para sus viajes.

El Tango 01 es un avión difícil de colocar en el mercado aerocomercial, porque está acondicionado para comitivas de alto nivel, pero no para pasajeros comunes.

Por ello, la licitación internacional no estaría exenta de complejidades. Néstor Kirchner -tampoco la futura presidenta- no confía en el Tango 01 desde que el 19 de octubre de 2004 se le prendió fuego una turbina con el Presidente arriba.

El último incidente se registró el 28 de octubre, en el viaje de El Calafate hacia Capital, el día de las elecciones. Viajaban el Presidente y su sucesora, entre otros funcionarios. Según altas fuentes oficiales, el percance no resultó tan grave como se difundió en un principio e, incluso, en algunos sectores aeronáuticos sospechan que, en rigor, la promoción mediática desde la Casa Rosada sobre los desperfectos buscó instalar en la opinión pública la necesidad de desprenderse de la aeronave.

La posibilidad de vender el avión fue adelantada por LA NACION en el 1° de noviembre. En los círculos cercanos a Kirchner confiaron ayer que la decisión está casi tomada. No tiene plazos fijados. Todo está en estudio.

La eventual venta del Tango 01 recaerá en el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que tiene a su cargo el manejo de la flota presidencial. Pero sus voceros no respondieron al pedido de información formulado ayer por LA NACION.

Tras aquel último incidente, el avión presidencial "volvió al servicio normal" hace una semana. Sólo se le hizo una reparación menor. Si lo quisiera, el Presidente podría usar el Tango 01 hoy mismo, aseguraron fuentes aeronáuticas.

En el vuelo del 28 de octubre no estuvo en peligro la integridad del Presidente. Se supo luego de varios informes oficiales, que sólo se dañó un dispositivo que regula el ingreso de oxígeno y combustible en el motor, lo que produjo un leve recalentamiento de una turbina.

A partir de allí, el piloto Sergio Velásquez, de confianza de Kirchner -desplazó a los viejos pilotos del Tango 01- hizo un descenso de 1500 metros para comprobar si continuaba elevada la temperatura, lo cual se confirmó.

Más allá de la marca de las agujas, ese recalentamiento no revestía peligro, según los partes especializados. Incluso, algunos especialistas sospechan que el mal aterrizaje puede haber obedecido a maniobras erróneas de descenso y al viento cruzado.

Parrilli hizo cambiar el dispositivo la semana última con un proveedor extranjero, casi sin costos, y convocó a técnicos de la Rolls Royce, que informaron que el motor afectado estaba en impecables condiciones de mantenimiento.

El Tango 01 volvió a sus funciones. Vuela con total normalidad. Pero igualmente los Kirchner lo quieren vender.

Un avión controvertido

  • En 1992, el presidente Carlos Menem sumó al Boeing 757 como Tango 01 a un costo de 66 millones de dólares.
  • El presidente Fernando de la Rúa intentó venderlo, pero en julio de 2000 la Sigen emitió un dictamen contrario a esa operación que fue firmado por Rafael Bielsa, a cargo del organismo de control.
  • El presidente Néstor Kirchner sumó varios problemas en el Tango 01 durante los últimos tres años. En octubre de 2004 hubo un serio desperfecto en un turbina durante un vuelo con el mandatario a bordo que motivó un aterrizaje de emergencia en El Palomar.
  • El avión estuvo fuera de servicio durante seis meses y las reparaciones tuvieron un costo de ocho millones de dólares.
  • El 28 de octubre último, nuevamente ocurrió una falla en una turbina del Tango 01 mientras el matrimonio presidencial regresaba a la Capital Federal. En esa ocasión, los desperfectos fueron menores a los estimados en principio. La aeronave está cerca de volver a volar.
  • Tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández de Kirchner prefieren alquilar un avión Gulfstream para cabotaje y un Boeing 747-200 para vuelos internacionales.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.