Viandas

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
(0)
8 de octubre de 2020  • 00:34

Los almuerzos de Mirtha Legrand estuvieron fuera del aire buena parte de la década del ochenta del siglo pasado. Los topes en los sueldos estelares impuestos por los militares, cierto desgano de los programadores hacia ese formato y, principalmente, la idea de que, por la situación social, no era conveniente mostrar gente comiendo por la TV le cerraban el paso a la diva nutricia.

Al final, una casualidad destrabó todo. Al cruzarse con el proveedor de viandas de comida para el personal de la fábrica de su padre, a Carlos Rottemberg se le encendió la lamparita: a la par de que Mirtha comiera con sus invitados, se repartirían cien viandas diarias con el mismo menú a sectores carenciados. Faltaban aún dos cosas más: un productor y el canal que pusiera la pantalla. Rottemberg mostró interés en producir el envío (junto a Daniel Tinayre, el marido de la estrella) y ambos marcharon a la Casa Rosada a contarle la idea a Fernando Niembro, entonces secretario de Prensa y Difusión. En minutos dio su visto bueno el presidente Carlos Menem.

El 8 de octubre de 1990 los almuerzos de Mirtha Legrand volvían triunfales por la pantalla de ATC (hoy, TV Pública). Pasó hace treinta años y el programa sigue vivo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.