Vidal pidió investigar a policías retirados que hacían inteligencia

Fuente: Archivo - Crédito: Secretaría de Medios PBA
La gobernadora abrió sumarios administrativos contra tres expolicías que trabajaban en bases de la AFI en el conurbano
Iván Ruiz
(0)
7 de abril de 2019  

Más allá de las explicaciones de la Casa Rosada sobre las tareas de estos policías retirados para Agencia Federal de Inteligencia ( AFI ), Vidal decidió iniciar su propia investigación. Desde el entorno de la gobernadora sostienen que algunos elementos conocidos en las últimas semanas alimentan alguna desconfianza

Salcedo, Bogoliuk y Degastaldi están acusados de haber realizado tareas de espionaje ilegal, según consta en el expediente que tramita en la justicia de Dolores. Después de su paso por la fuerza se habrían asentado en una base montada por la AFI en la localidad de Morón para supuestamente combatir la complicidad policial con el narcotráfico.

Pero el caso D'Alessio reveló que esos policías retirados que habían sido contratados para combatir el delito habrían espiado a la gobernadora y al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo , hasta que las bases se desactivaron el año pasado.

La oficina de Asuntos Internos, a cargo de Guillermo Berra, comenzó con la investigación sobre los expolicías apenas se conocieron más detalles sobre estas intervenciones de agentes de inteligencia sobre territorio bonaerense.

Desde La Plata aseguran que las tareas de inteligencia involucran, por lo menos a otro par de policías bonaerenses que, incluso, habrían ejecutado esas tareas de inteligencia mientras estaban dentro de la fuerza.

Los primeros pasos de la investigación involucran directamente a Bogoliuk y Degastaldi desde el punto de vista personal. Aunque estaban asignados a distintas zonas en la provincia de Buenos Aires, Bogoliuk estaba junto a Degastaldi cuando este último denunció un robo en su casa de Moreno durante su fiesta de cumpleaños en 2010.

Degastaldi asegura que le robaron tres relojes Rolex, dos armas, teléfonos celulares y un vehículo. Fue la primera alerta que despertaron dentro en La Plata, pero ese primer sumario administrativo fue cerrado meses después por la gestión sciolista. Años después, aquel robo aparece como un primer indicio para ratificar la relación personal entre ambos y también despierta sospechas porque ambos ya mantenían una relación con Salcedo -indican las fuentes-, que fue jefe de la Policía Bonaerense durante el gobierno de Daniel Scioli.

Después, los tres quedaron expuestos por D'Alessio, que señaló ante el juez Alejo Ramos Padilla que Degastaldi y Bogoliuk eran sus superiores jerárquicos dentro de la estructura de esta banda dedicada a extorsionar empresarios.

La investigación que emprendió Asuntos Internos también cuenta con material sensible como escuchas telefónicas ordenadas en otras causas judiciales que mencionarían tareas de espionaje contra Vidal y Ritondo, indicaron fuentes oficiales.

En las últimas horas, incluso, aparecieron también algunos elementos que vinculan a Salcedo, exjefe de la Policía Bonaerense, con la tareas de inteligencia que realizaban Bogoliuk y Degastaldi, informaron fuentes oficiales.

Una reunión en la AFI

Desde La Plata revelaron que hace más de un año la gobernadora Vidal y el ministro Ritondo visitaron la sede de la AFI para reunirse con Silvia Majdalani, la subdirectora del organismo. Indicaron -también- que fue la funcionaria quien les advirtió sobre estas tareas de espionaje que habrían sufrido.

Pero desde el entorno de la gobernadora todavía se preguntan cómo es posible que la AFI no sea capaz de controlar las tareas de sus agentes.

Las desconfianzas entre la gobernadora bonaerense y la Casa Rosada crecieron en los últimos días por otro episodio policial. Tal como publicó ayer LA NACION, Vidal entendió que el operativo de la Policía Federal que terminó con la vida de un comisario corrupto de la Policía Bonaerense tuvo como objetivo hacerle daño político a su gestión en materia de seguridad.

Hugo Rolando Barreiro, exagente de la AFI, confesó la semana pasada ante el juez Ramos Padilla que formaba parte junto a D'Alessio y a los policías retirados de la banda criminal. Barreiro asegura que continuó ligado a la AFI como espía inorgánico y que era ese organismo el que avalaba las tareas.

Barreiro, además, apuntó al jefe de gabinete de Majdalani como el hombre a quien debían remitirle la información que recopilaban por sus tareas de espionaje. Por esas acusaciones, entre otras, el jefe de la AFI, Gustavo Arribas, y la propia Majdalani tuvieron que dar explicaciones esta semana ante la comisión bicameral de Inteligencia del Congreso.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.