Villa 31: Larreta jugó fuerte para dar vuelta el resultado de las PASO, pero no lo logró

Pese a la fuerte inversión en obras, la 31 no acompañó
Pese a la fuerte inversión en obras, la 31 no acompañó Fuente: Archivo
Achicó la diferencia con Lammens de 47% a 33%; anoche intentaron tomar edificios en construcción
Mauricio Giambartolomei
(0)
28 de octubre de 2019  

El resultado de las PASO en la villa 31 pegó fuerte dentro del gobierno porteño. "Ahora vayan y ganen; la tienen que dar vuelta", dijo enérgico Horacio Rodríguez Larreta días después de la apabullante victoria del Frente de Todos en uno de los rincones de la ciudad donde mayor inversión en obras se realizó en los últimos tres años. El mensaje se clavó como una daga helada en aquellos que día a día trabajan en ese rincón de Retiro, cara a cara con los vecinos.

Los $850 millones invertidos en 46 proyectos, 34 de ellos ya terminados, no fueron suficientes para evitar una derrota inesperada: el 11 de agosto, Juntos por el Cambio perdió por 47 puntos ante Matías Lammens. Reformular la campaña activa con mayor penetración en el territorio para explicar las obras realizadas, boca en boca, fue la fórmula que encontró la Ciudad para intentar dar vuelta el resultado. La estrategia giró en torno del trabajo del gobierno local y no involucró a la Nación, para despegar la figura del Presidente de la del jefe porteño. El cambio también incluyó una autocrítica puertas adentro por las fallas en la comunicación.

"Pienso que esta vez puede estar más parejo que en las PASO porque hicieron una campaña distinta, más en la calle, se notó el cambio porque hubo un mensaje más cercano, de vecino a vecino", contó ayer Nelson Vidaurre en la puerta de la escuela de Educación Media Nº 6, Carlos Mugica, uno de los tres establecimientos en los que se vota en la villa 31.

Un video de siete minutos de duración, en los que se detallan minuciosamente el plan de obras realizado y los proyectos que aún están en ejecución, simboliza el cambio que asumió la Secretaría de Integración Social y Urbana para llevar el mensaje a lo profundo del corazón de la gente. Se difundió por WhatsApp y los encargados de hacerlo correr fueron los vecinos más fieles, aquellos que no tuvieron dudas en acompañar al jefe porteño por la intervención en el barrio. Llegó a gran parte de los 40.000 habitantes de la 31.

Estuvo acompañado por el mensaje de una tropa de feligreses, residentes en la villa, que salieron a predicar boca en boca. Además, "se dieron miles de charlas en las que intentamos decirles que entendíamos que la situación económica es complicada, pero que nos apoyen para seguir transformando el barrio", dijo un funcionario de Larreta.

"La gente tiene ideas muy diferentes con todo lo que vieron en los debates y la cantidad de cosas que les prometieron. Pero creo que van a votar a quien le dio todo, a Cristina [Fernández]. Hay gente muy cansada, sin trabajo y con problemas para comer", opinó Luis Cruz antes de votar ayer en la escuela Nº 25 Bandera Argentina.

El mensaje también incluyó pasacalles en distintos rincones de la 31. "Votá Larreta, votá la urbanización", dicen. La estrategia rindió frutos, pero no alcanzó: Larreta achicó la distancia, aunque Lammens volvió a ganar ayer por una diferencia promedio del 33%. Tras los comicios, anoche hubo una escalada de tensión: unas 150 personas, incluidos menores, intentaron tomar edificios que construye la Ciudad para habitantes de la villa. La Policía de la Ciudad logró dispersarlos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.