Violento desalojo en Jujuy: tres muertos y 30 heridos

Militantes de la CCC ocupaban tierras del Ingenio Ledesma y se enfrentaron con la policía; murieron un agente y dos de los ocupantes; condena de los opositores a la represión; hoy habrá más protestas
(0)
29 de julio de 2011  

LIBERTADOR GENERAL SAN MARTIN, Jujuy.- El desalojo de un predio del Ingenio Ledesma, ocupado por más de 500 familias, desencadenó ayer un día de furia en el que murieron tres personas y hubo 30 heridos. Uno de ellos se encontraba anoche en estado crítico y fue trasladado a San Salvador, la capital provincial, a 106 kilómetros de aquí.

La tranquilidad de este pueblo se alteró al amanecer, cuando efectivos de la policía de Jujuy, con una orden judicial, irrumpieron en el terreno ocupado en su mayoría por militantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC, una agrupación de izquierda) que se resistieron a dejar las tierras. Eso derivó en un brutal enfrentamiento.

Tres muertos, de los cuales dos eran manifestantes y el otro un policía, quedaron tendidos en el lugar. La CCC denunció que había otros dos muertos de su organización, pero Roberto Maizel, director del hospital de la zona, sólo confirmó que uno de los heridos está gravísimo, con un tiro en la cabeza.

El enfrentamiento conmocionó a los pueblos de la zona, como Fraile Pintado, donde a la medianoche seguían detenidos 22 militantes de la CCC que participaron de los sucesos. Crecían anoche las versiones de nuevos intentos de ocupaciones, mientras la agrupación piquetera convocaba para hoy a una marcha de repudio a la represión, que recorrerá el centro de Buenos Aires.

En esta localidad son frecuentes las tomas y los posteriores desalojos policiales. Sin embargo, nunca se había visto uno con tanta violencia.

El caso provocó un vendaval político en la capital provincial, donde el gobernador Walter Barrionuevo, del kirchnerismo, deslizó acusaciones a la Justicia y a la empresa dueña del predio, pero terminó por echar a su ministro de Gobierno, Pablo La Villa, y a jefes policiales. La Casa Rosada siguió con preocupación los incidentes, aunque eludió condenar la actuación policial, algo que sí hicieron los principales candidatos a presidente de la oposición.

Después de la pelea hubo un cruce retórico entre las fuerzas de seguridad y los militantes por el uso de armas de fuego. "Nosotros sólo teníamos piedras, nadie portaba armas. Antes del amanecer llegó la policía al asentamiento y nos sacó a balazos de gomas, con palos y gases lacrimógenos. Aparecieron por todos lados: la caballería, policía y Gendarmería coordinados por los empleados de la seguridad de la empresa Ledesma", relató Enrique Mosquera, referente de la CCC local. Anoche Mosquera gestionaba la libertad de los militantes arrestados tras el enfrentamiento.

Video

Un vocero de la policía jujeña aseguró que los militantes dispararon armas calibre 22. Además, el jefe de Operaciones Policiales de la provincia, Hugo Sosa, dijo que hay dos agentes heridos de bala que se encuentran graves.

Los dos civiles muertos en la represión fueron identificados por referentes de la CCC como Ariel Farfán, de 17 años, que "estaba en el predio junto con su madre", y Félix Reyes, de 22 años. Fuentes policiales identificaron al efectivo fallecido como Alejandro Farfán.

La jueza de turno Carolina Pérez Rojas no pudo afirmar que la policía no haya usado armas de fuego y señaló que los manifestantes quemaron la sede de Infantería de la zona. "Pedí que se detenga el desalojo hasta que regrese de la feria el juez actuante", señaló Pérez Rojas con relación a su colega Jorge Samman, que está de vacaciones y que fue quien ordenó la liberación del predio perteneciente al Ingenio Ledesma. El predio, anoche, seguía ocupado.

Lo primero que hizo el gobernador fue separar del cargo al jefe del operativo policial, comisario Néstor Vera, y criticó al juez Samman. "Firmó una orden de desalojo y luego se va con liviandad de feria", fustigó.

Barrionuevo tuvo una ocurrente salida al intentar explicar lo sucedido. "Hubo una intención mediática en torno a estos hechos, ya que antes de que se conociera lo sucedido en la provincia, desde Buenos Aires ya había un despliegue de medios", dijo en diálogo con la agencia estatal Télam. En busca de respaldo político recibió a medios de comunicación acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados y candidato a sucederlo, Eduardo Fellner, en la práctica su jefe político.

El predio de la empresa azucarera Ledesma había sido ocupado hace una semana por unas 500 familias. La firma denunció en la Justicia que se trató de una "ocupación ilegal", por lo que el juez ordenó a la policía jujeña desalojar el predio.

De acuerdo con el testimonio de los manifestantes, la policía no habría exhibido ninguna orden de desalojo. "Había un compromiso por acordar con la empresa por las tierras. No sé qué pasó", dijo Mosquera, de la CCC. En la empresa desmintieron algún acuerdo para ceder terrenos. En cambio, sí admitieron que se habían comprometido a interceder ante el gobierno provincial para relocalizar a los manifestantes, aunque hasta el momento no había nada oficial.

Seguía la tensión

El intendente de Libertador General San Martín, el justicialista Jorge Ramón Ale, sostuvo: "Estaba la orden judicial porque el predio es propiedad privada. Pero creí que había un arreglo, porque la gente nos habían pedido que les diéramos agua y luz". Hasta anoche, quedaban detenidas unas 22 personas. Los manifestantes habían regresado a las cercanías del predio tomado. Algunas fuentes señalaban que unas 3000 personas estaban congregadas en la zona.

Barrionuevo y Fellner no dudaron en atribuir a motivaciones políticos electorales los graves episodios. En Jujuy, pasado mañana, se celebrarán las elecciones internas en el PJ y la UCR. "Estoy sorprendido, impotente y con bronca", dijo Barrionuevo ante la prensa, en la sede de la gobernación. Y relató: "La gente de la CCC sabía la noche anterior que iba a salir la orden de desalojo y, ante esa situación, sacaron a mujeres y niños del predio. Cuando los policías llegaron, se encontraron con jóvenes y hombres con capucha y con la cara tapada".

A escasos metros de allí, la tensión empezaba a notarse en las paredes de los edificios oficiales, donde aparecieron pintadas con acusaciones a su gobierno, a Cristina Kirchner y a la empresa Ledesma.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.