Violento final de un cacerolazo pacífico

(0)
25 de enero de 2002  • 00:43

Efectivos antimotines de la Policía Federal avanzan sobre la Plaza de Mayo, mientras los escasos manifestantes que aún permanecen en la zona caminan con los brazos en alto.

Los efectivos, bastón en mano, arrojan balas de goma y gases desde las vallas que están delante de la Pirámide de Mayo, mientras que la gente huye y busca protección.

La represión que lleva adelante la policía en Plaza de Mayo se agudizó cuando efectivos en moto comenzaron a disparar balas de goma y gases lacrimógenos en las adyacencias de la Catedral.

00.12| Cacerolazo pacífico

Centenares de personas llegaron a Plaza de Mayo minutos antes de las 20 y aguardaron con paciencia el inicio de la ruidosa demostración de descontento que nació el 19 de diciembre último. La mayoría de los trabajadores allí reunidos prolongaron su estada en el microcentro porteño luego de la jornada laboral.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, también se hizo presente en Plaza de Mayo, encabezando a medio centenar de militantes de la agrupación.

En las esquinas y plazas de la ciudad empezó entonces otra demostración en contra de las medidas económicas, principalmente por el denominado "corralito" que restringe los depósitos bancarios.

Con una gran bandera argentina, los vecinos de Palermo interrumpen el tránsito en la intersección de la avenida Santa Fe y Scalabrini Ortiz; mientras que también se encuentra interrumpido el paso vehicular en la esquina de Cabildo y Juramento, en Belgrano.

Precisamente desde esa esquina de Belgrano se decidió marchar hacia Casa de Gobierno.

Bajo fuertes medidas de seguridad dispuestas por el Gobierno (1400 efectivos policiales), esta noche diversas asambleas barriales convocaron a los ciudadanos a este nuevo cacerolazo, con la idea de marchar hacia la Casa Rosada.

Este mediodía, la Policía Federal ubicó un vallado para proteger la Casa de Gobierno, y contará además con la ayuda de Prefectura para intentar evitar posibles desmanes.

Caos en el tránsito

El tránsito en Buenos Aires se transformó esta noche en un verdadero pandemonium, a raíz de decenas de cortes en puntos neurálgicos de la ciudad.

Las intersecciones de Córdoba y Pueyrredón, Santa Fe y Callao, Corrientes y Medrano, Las Heras y Scalabrini Ortiz y sectores aledaños a la Plaza de Mayo permanecían poco después de las 21 cortadas al tránsito, ya sea por los manifestantes o por efectivos de seguridad.

En algunas esquinas, los manifestantes prendieron fuego gomas y basura.

También las protestas llegaron a la Avenida General Paz, en donde a la altura de la bajada Emilio Castro (en Liniers) un grupo de personas cortó el tránsito quemando neumáticos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.