Vuelve la embestida contra el Grupo Clarín: será dividido de oficio

La Afsca rechazó la propuesta del multimedio y le impondrá su adecuación; el Gobierno fijará el precio de los activos y elegirá a los compradores
José Crettaz
(0)
9 de octubre de 2014  

El Gobierno volvió a embestir ayer contra el Grupo Clarín: lo acusó de llevar adelante dos maniobras para evadir el cumplimiento de la ley de servicios de comunicación audiovisual -cuya sanción cumplirá mañana cinco años- y anunció que se le aplicará a ese conglomerado de medios la denominada "adecuación de oficio". Esto significa que será el Estado el que elija los activos que Clarín debe vender para adecuarse a la norma, les ponga precio y decida quiénes serán los compradores.

El grupo empresario anunció que acudirá a la Justicia, donde argumentará que está siendo objeto de un trato desigual en la aplicación de la ley por parte de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), que ya aprobó 37 planes de adecuación y todavía tiene pendientes otros tres.

En otros casos recientes, como Manzano-Vila y Telecentro, la Afsca rechazó algunas de las propuestas, pero en lugar de avanzar con la adecuación de oficio pidió correcciones a las empresas y dio plazos que fueron desde los 30 hasta los 180 días. El Grupo Clarín dijo que es un avance del Gobierno para controlar sus medios periodísticos.

Anoche, con el voto favorable de los cinco integrantes kirchneristas y la abstención de los dos dirigentes del Frente UNEN, el directorio de la Afsca aprobó la adecuación de oficio de Clarín, tema que no estaba previsto tratar. Para hoy no se descartaba que, como en dos ocasiones anteriores, sea el propio presidente de la Afsca, Martín Sabbatella, el que personalmente notifique la decisión a los apoderados de Clarín en la sede de esa empresa.

En una sorpresiva conferencia de prensa en la que fue hostil con los cronistas de medios del Grupo Clarín, Sabbatella se explayó durante más de una hora sobre lo que llamó "dos grandes, importantes maniobras que buscan burlar la ley".

Desde las 14.30, ayudado por una presentación y flanqueado por dos funcionarios de la Afsca que también ocupan altos cargos del partido Nuevo Encuentro, que él mismo preside, Sabbatella describió las "dos grandes, importantes maniobras que buscan burlar la ley". Lleno de adjetivos, el funcionario agregó: "Quieren simular cumplir la ley para seguir sosteniendo su posición dominante no garantizando el espíritu de que haya absoluta independencia entre las distintas empresas".

Entonces explicó la "maniobra uno": en dos de las seis unidades en las que el Grupo Clarín propuso dividirse aparecen mencionados abogados que, fuera de esas empresas, tienen vínculos empresariales. Además, afirmó que los propios accionistas de Clarín aparecen también en sociedades comerciales cuya propiedad comparten con esos mismos abogados. Enumeró una lista de esas compañías radicadas en la Argentina, Estados Unidos, Panamá y Nueva Zelanda, entre otros países.

Después, Sabbatella describió lo que llamó "maniobra dos": los condicionamientos que el Grupo Clarín les puso a los eventuales compradores. "Una cantidad de condicionamientos que nosotros entendemos que lo que genera es que esa venta no sea de verdad sino sea ficticia y no garantiza la independencia de esas empresas". Entonces, enumeró algunos de esos condicionamientos: "Que el comprador no podrá vender ni transferir los activos en seis, siete u ocho años sino solamente al Grupo Clarín. Vos no podés secuestrar una cosa, si cambia la ley andá a recuperarla, y si el otro lo vendió, andá y tratá de recuperarlo", dijo Sabbatella vehemente. También mencionó el derecho preferencial que mantiene Clarín para recomprar esos medios y la exclusividad en el suministro del contenido en algunos casos (como el de El Trece Satelital, que replica los contenidos del Canal 13 de Buenos Aires).

Los máximos directivos del Grupo Clarín y sus empresas recibieron la noticia en Mar del Plata, donde se realizó hasta hoy el encuentro anual de esos ejecutivos. En un comunicado, Clarín afirmó que la adecuación de oficio es "arbitraria e ilegal" y que "todas las manifestaciones realizadas por Sabbatella son deliberadamente falsas". Para Clarín, las "supuestas maniobras mencionadas por el funcionario kirchnerista son procedimientos absolutamente legales y regulares para el efectivo cumplimiento de la ley, que se realizó con un nivel de rigurosidad y transparencia inédito para todos los grupos de medios en la Argentina".

El grupo explicó: "Las unidades 1 y 2 pertenecerán a accionistas absolutamente diferentes que no tienen ni tendrán participación cruzada alguna entre ellas, lo que implica el cumplimiento irrestricto de la ley, algo que no pudieron demostrar hasta ahora ni la AFSCA en otros casos, ni otros grupos de medios". Después agregó que "las menciones de Sabbatella a los abogados de fideicomisos o a otras sociedades ajenas a los medios no tienen nada que ver con la ley de medios, son groseramente inaplicables y buscan confundir a la opinión pública. La ley de medios habla de accionistas diferentes, no de abogados ni tampoco de sociedades y negocios externos a los medios".

Pocos días después de que la Corte Suprema declarara constitucional los cuatro artículos impugnados por Clarín, este grupo presentó su plan de adecuación. Allí propuso dividir sus licencias de TV abierta, radio y TV por cable en seis unidades empresariales separadas (ver aparte). La iniciativa había sido "declarada admisible" por unanimidad por el directorio de la Afsca.

En la unidad 1 estaban los medios periodísticos (Canal 13, Todo Noticias y Radio Mitre) y una parte de Cablevisión; en la unidad 2, la mayor parte de Cablevisión y el canal Metro; en la 3, otro pedazo de la cableoperadora; en la 4, las señales de TV por cable (entre ellas, TyCSports, Volver y Quiero Música); en la 5, las FM del interior; y en la 6, dos canales de TV en Bahía Blanca y Mendoza.

Los cuatro accionistas principales del actual Grupo Clarín acordaron separarse, dos -Lucio Pagliaro y José Aranda- quedaron como titulares de la unidad 1, y los otros dos -Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto-, como titulares de la unidad 2. La tres sería vendida a un fondo chileno-estadounidense, la cuatro a otro fondo de Estados Unidos, y las otras dos a empresarios locales. El Gobierno mantendría ese esquema de división, pero podrá elegir a los compradores (concurso mediante) y los precios que pagarán.

En la reunión de directorio convocada de urgencia y en la que se firmó esa medida, Sabbatella hizo una presentación similar ante los directores de la Afsca, ninguno de los cuales había estudiado de antemano el expediente. Los directores por la oposición, Marcelo Stubrin y Gerardo Milman (ambos del Frente UNEN), afirmaron que prácticamente no tuvieron tiempo de analizar el dictamen jurídico de 1000 fojas y decidieron abstenerse.

Sistema oficial para el rating

  • Cristina Kirchner lanzará hoy, desde la localidad santacruceña de Las Heras, un nuevo sistema oficial para la medición de audiencias televisivas, con el que el Gobierno pretende contrastar las mediciones de rating que hace la firma privada Ibope.
  • La Presidenta pondrá así en marcha la primera etapa del Sistema Federal de Audiencias (Sifema), que anunció el pasado 5 de junio, y permanecerá en el Sur durante el fin de semana largo. También inaugurará varias obras, en compañía del gobernador Daniel Peralta.

La acusación y la respuesta

Qué dice el Gobierno: la Afsca acusó al Grupo Clarín de intentar evadir el cumplimiento de la ley de medios y dictó la adecuación de oficio.

Qué dice el Grupo Clarín: la empresa sostiene que su propuesta de dividirse en seis unidades se ajusta al texto de la ley y advierte que volverá a la Justicia.

Del editor: qué significa. El Gobierno sorprendió al regresar a una de sus batallas preferidas, aunque olvidada en los últimos tiempos. Golpear y fijar agenda, un clásico K.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.