Wall Street ya esperaba el default argentino

La duda es sobre los próximos pasos
(0)
23 de diciembre de 2001  

NUEVA YORK.- La cesación de pagos de la deuda de la Argentina no es noticia para nadie en Wall Street. Fue como ver un choque de autos en cámara lenta, tal como definieron algunos medios locales el proceso económico del país en los últimos tiempos.

La duda ahora está puesta en cuáles serán los pasos que seguirán después del tan temido default. La conclusión de la Asociación de Operadores de Mercados Emergentes (conocida como EMTA, según sus siglas en inglés) en su reunión anual a mediados de este mes fue que la Argentina entraría en cesación de pagos antes de fin de año.

Luego de los últimos incidentes, la profecía parece cumplirse indefectiblemente. Aun con Domingo Cavallo en el Ministerio de Economía, con un desplome de la recaudación fiscal por encima del 10 por ciento en los últimos meses, la conclusión parecía inevitable.

“No hay alternativa para el corto plazo. Es entendible. El tema es qué se hace después. Dejar de pagar no va a reactivar la economía por sí mismo”, dijo Arturo Porzecanski, economista jefe de mercados emergentes del ABN Amro Bank.

La mayoría de los fondos y bancos de inversión han reducido o anulado su exposición en la Argentina. Tal es el caso de Alliance Capital Management, que supo ser uno de los más importantes tenedores de bonos argentinos en el exterior, pero que ha disminuido sus activos a casi nada, según explicó su vicepresidente de mercados emergentes, Jim Barrineau.

Pronósticos

A este directivo tampoco lo sorprende un default argentino. Hasta se anima a decir que podría ser positivo, como lo creen algunos aquí. “Si al default le sigue una política económica estable con una disciplina fiscal, puede ser un cambio. Ahora bien, si a esta medida le sigue la impresión de más patacones o más Lecop sin una disciplina en el gasto público, será otro paso atrás”, agregó Barrineau.

Inmediatamente surgen para muchos hombres de Wall Street los recuerdos de la cesación de pagos de Rusia o Ecuador, que en este momento gozan de crecimiento económico y cierta estabilidad.

Pero ambos países sufrieron muchas penurias luego de esta medida, y en ambos casos eran dos países con fuertes exportaciones de petróleo que los ayudaron a salir del mal momento, recuerda John Welch, economista jefe para América latina del Banco Barclays.

Welch cree que a largo plazo una cesación de pagos serviría para reordenar su situación financiera, pero plantea la necesidad de ir más a fondo. “La Argentina necesita hacer una fuerte reestructuración del sector público, y el gobierno que asuma no tendrá el apoyo para hacerlo. El próximo año será muy difícil”, agregó.

En declaraciones a The New York Times, Michael Mussa, ex economista jefe del FMI, marcó la responsabilidad del organismo. “El Fondo cometió el error de no decir ‘no’ en agosto”, cuando la Argentina recibió una ayuda de US$ 8000 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.