Walsh ponderó el apoyo nacional en la coalición contra el terror

En una comida de Adepa, calificó al país como "estrecho socio"
(0)
1 de diciembre de 2001  

El embajador de Estados Unidos, James Walsh, calificó a la Argentina como "un estrecho socio en la coalición internacional contra el terror", al hablar anteanoche en la comida de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), en el hotel Claridge.

Ante una pregunta, Walsh indicó que el hecho de que la Argentina "tenga status de aliado especial de la Alianza del Atlántico Norte (NATO) –como Israel, Australia y otros países–, no la compromete más ni menos, porque la Argentina está comprometida como uno de los países que constituyen la civilización". En este sentido, agregó: "Ustedes, como nosotros, no tienen opción. Es un compromiso porque lo tiene que ser".

El embajador fue acompañado por su esposa, Marian; el consejero de Asuntos Públicos de la embajada, Guy Burton, y la agregada de prensa, Dianne Graham.

Fue presentado por el presidente de Adepa, José Claudio Escribano, quien destacó que el embajador, "hombre de pocas palabras", con "la sabiduría del silencio", nos conoce bien: estudió en Córdoba, ya estuvo en misión diplomática entre 1989 y 1993 y habla perfectamente el castellano.

Escribano subrayó la importancia de su presencia en la entidad periodística cuando simultáneamente el jefe del Ejército norteamericano asistía en Buenos Aires a una comida ofrecida por el jefe del Estado Mayor del Ejército argentino.

Le manifestó a Walsh que es tan importante la fuerza militar de los Estados Unidos como el acompañamiento de la fuerza moral de las democracias a su nación en la lucha contra un enemigo oculto, que se mimetiza y, al exaltar la creencia en la libertad, anheló que se concrete también en mercados más abiertos para los bienes que produce nuestro país.

Enfoque multilateral

Walsh indicó que los hechos del 11 de septiembre "dejaron en claro el fuerte compromiso del presidente Bush de resolver en forma multilateral no tan sólo los desafíos del terrorismo global, sino otros temas de política internacional. La batalla contra el terrorismo internacional será larga y extremadamente difícil", dijo el embajador. Y recordó que Bush dijo que "para derrotar al terror se necesita una coalición internacional de un alcance y una cooperación sin precedentes".

"Quizás la repercusión bilateral más impactante luego del 11 de septiembre –añadió– es el cambio en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia". Afirmó que la reciente cumbre entre los presidentes Bush y Putin marcó un avance cualitativo hacia una creciente cooperación y un progreso en el control de armamento. "Un fuerte interés común de enfrentar al terrorismo internacional ha acercado a nuestros países de una manera que hubiera sido impensada tan solo un par de meses atrás".

Destacó también como cambios resonantes desde la Segunda Guerra Mundial, el despliegue de fuerzas militares japonesas y alemanas fuera de sus países para apoyar la coalición antiterrorista en Afganistán.

Subrayó que pocas semanas después del 11 de septiembre, la Argentina se convirtió en "un estrecho socio en esta coalición internacional contra el terror". La Argentina fue clave en las acciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del Tratado de Río, dijo, para apoyar una respuesta fuerte y decisiva; el país tuvo un activo rol en las medidas financieras, en el intercambio de información de inteligencia, y "extremadamente generosa" en sus ofertas de ayuda humanitaria y de mantenimiento de paz en el sur de Asia.

Desestimó entender el conflicto como un choque entre civilizaciones. Expresó que "el mundo entero, incluso nuestros hermanos árabes y musulmanes, más bien han visto esta lucha como una confrontación entre la civilización y las fuerzas fanáticas que buscan destruirla. En Pakistán hubo marchas contrarias al mundo occidental –admitió–, pero relativamente pequeñas. Ben Laden no es ni por asomo el héroe detrás del cual muchas personas irían en señal de apoyo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.