Washington respaldó la acción del Gobierno