Colegiales, un barrio en crecimiento