Cómo y dónde está el mejor aeropuerto del mundo

La expansión de la estación aérea demandó US$1300 millones de inversión; además del espacio verde sumó un centro comercial
La expansión de la estación aérea demandó US$1300 millones de inversión; además del espacio verde sumó un centro comercial Fuente: LA NACION
Kelsey Campbell Dollaghan
(0)
12 de agosto de 2019  

Jewel Changi, el aeropuerto de Singapur, sin duda es uno de los mejores en su tipo. Este complejo acaba de ser votado, por séptimo año consecutivo, como el mejor aeropuerto del mundo. Uno de los principales motivos de semejante reconocimiento es el frenético ritmo de expansión que experimentó en la última década.

La cuarta terminal de Changi que se abrió en 2017, fue aclamada como el primer espacio "biométrico" en su tipo. Allí, en el sector de check-in los pasajeros son identificados por medio de un software de reconocimiento facial, lo que lo convierte en uno de los más modernos del mundo. Pero el aeropuerto no detuvo su proceso de desarrollo y planea abrir una quinta terminal para 2030. Sin embargo, el más ambicioso de estos planes de expansión no es una terminal, sino el centro llamado Jewel. Un complejo que acaba de abrir y que cuenta con un moderno centro comercial, un área destinada al entretenimiento y hasta un impactante jardín botánico. El edificio de US$1300 millones no sólo es utilizado por los viajeros en tránsito sino también para el público en general.

Jewel se desarrolló en un viejo estacionamiento del aeropuerto, donde el estudio del arquitecto, canadiense-israelí, Moshe Safdie inventó un toroide grueso hecho de vidrio teselado que gira hacia adentro en su vértice, como un ombligo gigante, para crear la cascada interior más grande del mundo. El edificio cuenta con senderos para caminar y un extenso parque de aventuras debajo del toldo de vidrio, con redes de rebote, laberintos y un "cuenco de nubes" lleno de remolinos de niebla artificial. Allí, además, hay un hotel cápsula Yotel de 130 habitaciones, un teatro iMax, un patio de comidas con 280 vendedores, un Zara y un Centro Pokemon.

Otra de las atracciones del edificio es el "valle del bosque", un diseño de jardín interior realizado conjuntamente por Safdie y el paisajista Peter Walker. Ahí conviven más de 200 especies de plantas las cuales son "alimentadas" tanto por las nieblas de la cascada como por las lluvias regulares de Singapur. La cascada está iluminada por espectáculos de luz animados creados porWET Design, el estudio de diseño de agua dirigido por ex Imagineers de Disney. Hay un espacio para eventos de 1000 personas, así como un espacio de exhibición y galería. Debajo del centro comercial de vidrio de cinco pisos con forma de rosquilla, los sistemas de manejo de equipaje y la infraestructura de TI están escondidos sin ser vistos.

En otras palabras, es un espectáculo de ingeniería y planificación, cuyo éxito se debe, en parte, al enfoque del país en el diseño urbano y las normas de construcción. El gobierno de Singapur crea pautas estrictas para la construcción de proyectos, una necesidad en un país que solo tiene 449 kilómetros cuadrados para trabajar. La autoridad de reurbanización urbana de la ciudad-estado brinda a los arquitectos informes claros que van mucho más allá de la mayoría de los proyectos de construcción convencionales. "Ellos te asesoran desde el estacionamiento para bicicletas hasta los lugares apropiados para la protección contra la lluvia, dado que en aquel país llueve todo el tiempo. Con ese tipo de marco, los arquitectos ya están bien informados en cuanto a su responsabilidad de cumplir con todos estos objetivos", explica Jaron Lubin, director de diseño de Safdie Architects.

Lubin también señala que la autoridad gubernamental que regula los problemas de seguridad y construcción, solicita que los arquitectos presenten modelos 3D hechos con Revit, el software BIM, para su aprobación. Este proceso brinda más información sobre el edificio y sus diversos sistemas, y facilita que las autoridades lo analicen de varias maneras. "Ya ni siquiera aceptan dibujos en papel", dice Lubin. Y agrega: "No solo tiene que dibujar el edificio de una manera prospectiva, sino que a medida que lo construye, dan incentivos por usar piezas prefabricadas e incorporar características sostenibles". Ese enfoque en la planificación a largo plazo jugó un papel importante en Jewel. Por ejemplo, el aeropuerto de Changi ya tenía un equipo dedicado a las famosas exhibiciones botánicas del aeropuerto antes de que Jewel existiera como proyecto. Los arquitectos pudieron probar las 200 especies de plantas dentro del politúnel del aeropuerto, o invernadero, para observar la reacción de cada planta a las condiciones específicas del aire y el agua antes de seguir adelante con sus planes.

El enfoque de Singapur en la planificación urbana ha atraído a más arquitectos en los últimos años, incluidos Buro Ole Scheeren y Bjarke Ingels Group. Safdie completó su primer proyecto emblemático allí, la extensa Marina Bay Sands, en 2010, y recientemente anunció planes para agregar una cuarta torre al desarrollo del complejo. "Diseñé y construí Marina Bay Sands en cuatro años", dijo Safdie en 2016, hablando de construir en Singapur. "En cuatro años, ni siquiera comenzaría la construcción de un proyecto de esa escala en China o EE.UU.", finalizó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.