De Asia a Londres

Inversores de ese continente pagan cifras millonarias por muy buenas propiedades; muchos las eligen para que sus hijos estudien en las universidades inglesas
Bettina Wassener
(0)
6 de abril de 2013  

HONG KONG (The New York Times).- En las últimas semanas, los representantes de al menos siete inmobiliarias londinenses volaron a Oriente a lugares como Hong Kong, Kuala Lumpur, Malasia y Singapur, para persuadir a asiáticos ricos de comprar nuevos sitios residenciales en Londres, donde está recuperándose la construcción después de la crisis financiera. Los agentes inmobiliarios británicos ahora comienzan su marketing en ciudades asiáticas, un ejemplo clásico del desplazamiento del centro de gravedad económico del mundo en los últimos años. Por un lado está Gran Bretaña, una economía languideciente con alto desempleo cuyos residentes desconfían de los negocios inmobiliarios. Por otro Asia, cuyas economías avanzan a toda marcha y cuyos consumidores son cada vez más pudientes y están a la búsqueda de lugares para colocar su dinero."Nosotros tenemos la propuesta. Los asiáticos tienen el apetito -dijo Gary Patrick, director regional de ventas de Barratt, una inmobiliaria que presentó un sitio de Londres en Hong Kong el mes último-. El sector impulsa su marketing en Asia." En su evento en el hotel Landmark Mandarin Oriental de Hong Kong, LandSecurities, un agente inmobiliario británico, mostró un modelo tridimensional de un sitio residencial de lujo que piensa construir en la calle Victoria, a corta distancia del Palacio de Buckingham. Una semana más tarde, la compañía que está detrás de la reconversión del edificio de departamentos de la usina Battersea, cuya gruesa estructura de ladrillo rojo y sus altas chimeneas aparecieron en la tapa de un disco de Pink Floyd, instaló un mapa interactivo que a pedido indicaba con luces la localización de estaciones de subte y paradas de ómnibus.

"Las ventas anduvieron muy bien", dijo Rob Tincknell, CEO de la compañía que está reconvirtiendo el edificio, al sur del río Támesis. El costo de organizar eventos de marketing de este tipo -que incluye avisos en los diarios, alquiler de salas y el viaje de equipos de ejecutivos y agentes- puede sumar cientos de miles de dólares. Pese a ello, tales eventos se han vuelto cada vez más comunes en los últimos años, dicen ejecutivos del sector, ya que el alza de los precios de las propiedades en Asia y las tasas de cambio alentaron a compradores asiáticos a considerar la compra de propiedades fuera de la región. Diana Fung, que trabajaba en tecnología informática, participó de una reciente presentación inmobiliaria en Hong Kong para investigar sobre su primera compra en Gran Bretaña. "Nada muy grande, sólo unos 150 m2", dijo. Su hija mayor, está recien graduada de una universidad en Manchester. El objetivo es que su hija menor también se eduque en Gran Bretaña. "Esperamos que algún día pueda vivir allí y podamos visitarla", dijo Fung. La educación es uno de los motivos por los que Londres es desde hace mucho un destino favorito de los asiáticos que buscan propiedades. Muchos estudiaron allí y esperan que sus hijos también puedan hacerlo".

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?