Nueva York. De hotel a edificio residencial