Diseñan viviendas sociales que ahorran hasta un 90 por ciento de energía

Son departamentos que se construyen en España con una técnica y materiales que permiten encapsular la unidad de modo que no se produzcan pérdidas de frío o calor; en 2019 se hicieron 106 edificios de este tipo
Son departamentos que se construyen en España con una técnica y materiales que permiten encapsular la unidad de modo que no se produzcan pérdidas de frío o calor; en 2019 se hicieron 106 edificios de este tipo
Fernando Peinado
(0)
19 de octubre de 2019  

Los departamentos de protección oficial suelen tener muchos novios, pero lo normal es que atraigan a potenciales moradores interesados en su precio y no tanto a arquitectos que recorren media Europa solo para visitarlos. Ese ha sido el caso de la Fase II de Carabanchel 34, la estrella de la Empresa Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, que recientemente recibió la visita de una delegación de funcionarios daneses provenientes de la ciudad de Aarhus, la segunda más grande de Dinamarca.

La zona de Carabanchel ubicada en el distrito del Sur de la capital, es la primera del Ayuntamiento con consumo energético casi nulo. Elproyecto denominado Carabanchel 34 cuenta con 25 departamentos con certificados passivhaus, un tipo de construcción de vanguardia promovido por un instituto privado alemán que está avanzando a pasos rápidos por Europa y los Estados Unidos. Su éxito no reside tanto en su estética, que no permite distinguirlos del resto, sino en la técnica y materiales empleados, ideados para encapsular la vivienda de modo que no se produzcan pérdidas de frío o calor.

Los futuros inquilinos serán doblemente afortunados: pagarán menos renta por el alquiler del inmueble y también una factura energética más reducida. Un edificio passivhaus consume un 90 por ciento menos que uno ordinario en España, según los promotores de este concepto.

Los 25 departamentos forman parte de las más de 4000 viviendas de alquiler social que prometió la anterior alcaldesa, Manuela Carmena. Serán sorteados junto con otras viviendas sociales previsiblemente antes de fin de año entre los más de 20.000 madrileños inscritos en la lista de solicitantes de alquiler a precio asequible, según fuentes de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo, EMVS.

Oferta buena y accesible

Los daneses, que vinieron a Madrid deliberadamente para conocer de primera mano el edificio Carabanchel 34, destacan que la visita les permitió comparar su experiencia con la construcción de viviendas sostenibles con la de la ciudad de Madrid.

"La construcción de viviendas buenas y asequibles nos impresionó y encontramos una inspiración cultural al comparar la forma de organizar las viviendas con los modelos daneses", comenta el arquitecto de la Ciudad de Aarhus, Stephen Willacy. La delegación extranjera estaba compuesta de 24 profesionales, entre ellos juristas, urbanistas y arquitectos.

Carabanchel 34 fue uno de los 71 edificios que se pudieron visitar durante la Semana de la Arquitectura de Madrid que se realizó recientemente. El cupo de visitas ya está completo y hay lista de espera, según los organizadores, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).

Dar el ejemplo

Uno de los arquitectos socios que han proyectado Carabanchel 34, Antonio Gómez, cree que la promoción va a dar un espaldarazo a la construcción de viviendas passivhaus en España. "La administración pública debe dar ejemplo para que el sector privado y los compradores también recurran a este tipo de construcciones de bajo consumo", dice Gómez, del estudio Ruiz-Larrea & Asociados.

Los edificios que obtienen el certificado passivhaus deben cumplir una serie de requisitos para asegurar que su consumo de energía será muy bajo. Los muros son más gruesos y las ventanas suelen tener triple acristalamiento. Las viviendas están orientadas hacia el Sur de modo que aprovechan la luz del sol. Además cuentan con bombas de ventilación que permiten renovar el aire y mantener estable la temperatura interior. Las ventajas son numerosas: ahorro, menor contaminación y calidad de vida ya que los moradores suelen reportar mayor bienestar al respirar un aire más limpio.

En Alemania y otros países de Europa hay barrios enteros construidos según este estándar, pero España está aún muy atrás. En la última década hemos pasado de solo dos edificios de este tipo en 2009 a 106 este año, según la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), una asociación que difunde este estándar en España. El Ayuntamiento de Madrid no es la primera administración que se ha sumado a esta corriente. Las empresas públicas de viviendas de Navarra, País Vasco y Aragón ya han construido edificios Passivhaus, según PEP.

Las promesas

Durante la gestión de Carmena, la anterior alcaldesa, la administración pública había prometido unas 4200 viviendas de alquiler asequible. Pero durante su mandato solo fueron adjudicadas 277 de esas viviendas. Según los especialistas el mandato de Carmena (2015-2019) dio un fuerte impulso al alquiler social tras años en que la EMVS estuvo inactiva porque el anterior gobierno del PP la había maniatado, impidiendo en sus estatutos la promoción de obra nueva. El parque de vivienda pública en Madrid del Ayuntamiento y la Comunidad es tan solo de un 2,25por ciento, muy lejos de los estándares europeos de referencia, cercanos al 30%. El Ayuntamiento de Aarhus (de 340.000 habitantes) tiene la meta de que una de cada cuatro viviendas sea asequible.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.