El sector lleva 14 meses de caída interanual

Fuente: LA NACION
Carla Quiroga
(0)
24 de agosto de 2019  

Esta semana se conocieron los números de escrituras tanto en la ciudad de Buenos Aires y los datos no son aptos para cardiacos. El sector se acerca a los niveles de 2001. La buena noticia es que aún está lejos de la crisis del cepo cambiario cuando las operaciones se registraron en baja durante 25 meses. Los números de julio fueron mejores que los de junio pero igual, el sector lleva 14 meses de caída interanual consecutiva. En julio pasado hubo 3208 operaciones, según el Colegio de Escribanos porteño, un 18,7% más que en junio, pero un 27,6% menos que igual mes del año anterior, cuando ya se había empezado a sentir el impacto de la devaluación de abril de 2018.

De todas formas, esta foto parece lejana a lo que se avecina. " Hasta el 11 de agosto veníamos con cierta tranquilidad por la tranquilidad cambiaria, pero la bomba de la devaluación del orden del 30 por ciento hace que pensemos que los números de escrituraciones agosto y septiembre van a ser más bajos", analiza Soledad Balayan, titular de Maure Inmobiliaria. La escasez de operaciones demuestra que hoy se anima a comprar o vender quien no tiene opción. O aquellos que están líquidos y que, con dólares billete, en mano pueden aprovechar algún ajuste en el precio ante un vendedor necesitado. "Son 14 meses de caída, algo pocas veces visto en la historia inmobiliaria argentina", reconoce el presidente del Colegio de Escribanos porteño, Claudio Caputo, quien reiteró el pedido de una mesa de concertación con el Estado y todos los actores para encontrar una salida.

Según sus estadísticas, que arrancan en 1998, entre febrero de 2001 y marzo de 2002 se registraron 14 meses de caída de las operaciones (el mínimo histórico fue en febrero de 2002 cuando hubo 1557 escrituras) y desde enero de 2012 a junio de 2014, 25 meses en baja.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.