En busca de proyectos ecológicos

El gobierno porteño avanza sobre desarrollos que cuiden el medio ambiente a través del acuerdo de cooperación firmado con el Australian Urban Systems Cluster
(0)
26 de diciembre de 2009  

Para el gobierno porteño, los desarrollos sustentables son una de las tantas preocupaciones, y el mejor ejemplo es el acuerdo de cooperación firmado con el Australian Urban Systems Cluster (AUS), una entidad pública del gobierno australiano de Victoria.

La AUS promueve la experiencia del desarrollo urbano sustentable en el mercado de la urbanización masiva de Australia, con el fin de contribuir al perfeccionamiento de los proyectos locales. "Creemos que los distritos en los que estamos trabajando, el audiovisual y el tecnológico, son ámbitos adecuados para empezar a sumar este tipo de iniciativas de desarrollo sustentable, ya que fomentan industrias limpias", aseguró Alejandro Bonadeo, director general de Gestión de Inversiones del gobierno porteño.

Carl Fender, presidente del Royal Institute of Architects of Australia, presentó al Poder Ejecutivo de la ciudad los modelos sustentables desarrollados en Melbourne, junto con nuevas tecnologías que permiten reducir el tiempo de construcción de un edificio a nueve días, luego de haber hecho las bases de hormigón como estructura de apoyo.

Con objeto de superar los inconvenientes en el tema, la Argentina busca imitar las medidas tomadas en Australia y una de las primeras acciones fue la creación del foro Argentina Green Building Council.

"Una de las limitaciones de la Argentina a la hora de implementar sistemas para mejorar el medio ambiente es la falta de conciencia ambiental, sumada a la carencia de inversiones en investigación y desarrollo para nuevos proyectos, también denominados verdes o amigables con el medio ambiente. Además, hacen falta leyes, normas de edificación y estándares ambientales locales, ya que la regulación existente en el país es obsoleta", explica Guillermo Simón Padrós, del Argentina Green Building Council.

A esto se suman -según Padrós- los insuficientes incentivos gubernamentales, como, por ejemplo, los créditos blandos para el mejoramiento de productos verdes, la dificultosa curva de aprendizaje, la falta de empresas y profesionales con adecuada experiencia para la práctica de iniciativas sustentables, entre otras propuestas.

Como solución a estos inconvenientes se "promueve la conciencia ambiental a través de capacitación y asesoramiento en la certificación de edificios sustentables y demás cuestiones", concluye Padrós,

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.