En colores: lo artesanal gana terreno

Opciones para los más jóvenes de la casa: desde bolsos para elementos del bebe hasta la ambientación de los cuartos
(0)
28 de febrero de 2004  

Marzo se acerca y eso implica el comienzo de múltiples actividades de la vida familiar. No sólo se trata de preparar útiles y uniformes, sino también de tener en cuenta los espacios recreativos, las sucesivas fiestas de cumpleaños de los compañeros del colegio y, sobre todo, la planificación de los gastos que eviten salir corriendo a último momento para resolver cuestiones que, inevitablemente, desequilibrarán el presupuesto.

Una buena forma de planificar todo con tiempo es tener en cuenta algunas alternativas que permiten comparar precios y satisfacer los gustos y compromisos de los más pequeños.

Consignas

Almohadones, libros esparcidos en distintos lugares y libertad de elección. Esa es la consigna de los rincones de arte de Eco-Kinder ( eco-kinder@hotmail.com.ar ), espacios literarios, de dramatización y videoteca entre otros, se transforman para descubrir libremente.

Cada chico explora, recorre, descubre y elige la propuesta que más le interesa. De eso se trata, de estimular la creatividad y el interés en los pibes desde los 2 hasta los 14 años.

Débora Litvak, Mariana Torrente y Cristina de Leonardis diseñan y desarrollan espacios infantiles dentro de ferias, exposiciones, restaurantes, supermercados y guarderías; y las familias cuentan con la garantía de un lugar de contención donde los chicos se encuentran entretenidos y seguros. "Nuestro objetivo está dirigido en función pedagógica. Cuando pensamos en los juguetes y materiales proponemos un mensaje: que todo se desarrolle dentro de un marco que evite lineamientos agresivos."

Muebles

La gran oferta de estos elementos --muchos de ellos con diseños artesanales-- es novedosa para componer ambientaciones personales en el cuarto de los chicos, y conforma otro de los aspectos relevantes a los que se agregan acolchados, almohadones, cortinas bordadas, pintadas o confeccionadas con distintas texturas.

El trabajo artesanal en espejos, lámparas, veladores con resinas, telas plisadas sumados a otros materiales varía tanto como los precios, según Natalia Castelli, de Rainbow Corner, Colectora 12 de Octubre 1234, Pilar.

Paños de cortinas de piqué con bolsillos de 1,50 por 2 metros de alto se consiguen por 290 pesos; los acolchados patchwork rondan los 280. Una cómoda pintada con pequeños detalles cuesta 950. Las cunas; los almohadones de matelassé bordados y pintados a mano se consiguen por 79. También están los de organza importados, por 55. El local abre sus puertas de lunes a sábados, de 10 a 17.

Juguetes

En una época en la que los juguetes de plástico, los videojuegos, la televisión y la computadora son los entretenimientos clásicos, Carmen Sandick de Raph y Claudia Negri de Belmestre, de For April ( www.forapril.com.ar ), proponen redescubrir en los juguetes artesanales el potencial creativo innato en ellos, y para eso utilizan el mimbre, la madera y la tela.

"La idea surgió a partir del pedido de una amiga, que me pidió que confeccione ropa para la muñeca de su hija. A partir de allí descubrimos que en el mercado no había este tipo de productos y era el momento de darle una oportunidad a su idea", cuenta Carmen.

Y aclara: "Como siempre, cosí la ropa de mis hijos y me dedico a las manualidades. Más allá de que ambas somos profesoras de educación física decidimos concretar el proyecto con mucho esfuerzo". De esta forma aparecieron las primeras prendas. Carmen tenía un coche antiguo y consiguió un mimbrero que lo copiara, y así sumaron juguetes antiguos que incorporaron a la propuesta. El pedido de la gente amplió la variedad con la caja para guardar los autos de colección, otra para investigación con la lupa, y luego otra para herramientas. Luego se sumó la carretilla, el teatro de títeres y muchos más.

El objetivo es trabajar en la casa porque ambas tienen hijos, y la prioridad es evitar largas horas lejos de la familia. "Yo corto la ropa, Claudia arma, una sobrina hace el trabajo de patchwork y todas las terminaciones. Estamos tratando de delegar algunas tareas porque la demanda es mayor", comenta. Los precios parten desde los 5 pesos hasta los 100.

Accesorios

Para Celina Varela y Jimena Camussi, de Kabú ( kabu@accesorios.net.ar ), más allá del estilo lo que cuenta son los detalles, y en eso se han empeñado desde hace algún tiempo al ofrecer una completísima línea de accesorios destinada a los bebes y sus mamás.

"Cuando nace un bebe todos los regalos pasan por la ropa, pero hay una gama de accesorios que descubrimos cuando tuvimos a nuestros hijos que no está cubierta por el mercado." Se trata de una línea textil en rosa y celeste que incluye bolsos para juguetes y cambiadores con bolsillos para llevar toallitas, pañales y evitar salir cargadas de casa. Pañaleras con divisiones para el talco, el óleo y toallitas es otra opción funcional para la mujer que trabaja.

Los productos de madera laqueada incluyen cajas para guardar hebillas, marcos para fotos, álbumes fotográficos, juegos de arrastre, payanas y canicas. La posibilidad de elegir el color, las medidas y el aplique que cada una quiera para que los regalos y el resto de las cosas sean únicos es una de las propuestas que diferencia a Kabú, con precios máximos de 70 pesos. "Nosotras vamos a la casa, asesoramos y armamos el cuarto como el cliente."

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.