En los Valles Calchaquíes

Cafayate presenta un nuevo emprendimiento inmobiliario que combina el golf con los viñedos; allí las propiedades se comercializan desde 100.000 hasta 795.000 dólares
Javier Reyes
(0)
14 de marzo de 2009  

Una zona vitivinícola por excelencia en el norte argentino es Cafayate. Ahora se le suman emprendimientos inmobiliarios de jerarquía para un público selecto y de cualquier parte del mundo. Se aprovechó la gran riqueza vitícola para generar un proyecto con una infraestructura completa, incluidas áreas de recreación, social, deportiva y turística.

Así se plasmó la consigna que se impusieron Juan Esteban Romero y Doug Casey como socios y Jack Zehren como arquitecto diseñador del proyecto. Estos tres empresarios conforman la compañía desarrolladora y comercializadora La Estancia de Cafayate, que ideó el emprendimiento La Estancia de Cafayate Wine & Golf, con viñedos, golf y polo.

Este nuevo emprendimiento se emplaza sobre un campo de 550 hectáreas por desarrollarse en aproximadamente 360 lotes de entre 200 y 500 m2, y se comercializa desde 100.000 hasta 795.000 dólares. La inversión se estima en 40 millones de dólares.

La Estancia de Cafayate Wine & Golf se encuentra en el kilómetro 4340 de la ruta nacional 40, en los Valles Calchaquíes, en Cafayate, provincia de Salta.

"Se trata de un desarrollo que atrae a inversores locales e internacionales. Aspira a ser un sitio donde uno pueda conocer gente de todas partes del mundo que compartan los mismos intereses: vivir en armonía con la naturaleza, hacer actividades al aire libre y disfrutar de servicios de primer nivel", explica Dyane Romero, encargada del proyecto. 

Ya se vendieron 100 de las 360 parcelas disponibles. Contará con  un campo de golf de 18 hoyos, 7800 yardas y par 72, con su respectivo clubhouse, hotel, 80 hectáreas de viñedos, una bodega propia, centro ecuestre con canchas de polo, club social con spa, canchas de tenis y un kids club para los más chicos.

Dentro de poco tiempo se finalizará la primera etapa de la infraestructura y la siembra del campo de golf,  diseñado por Bob Cupp, a una altitud de 1600 metros sobre el nivel del mar con respecto a Cafayate. Cupp es un destacado director del equipo de diseño de Jack Nicklaus. Pronto concluirá la construcción del clubhouse de golf.

También está en producción la primera cosecha de viñedos propios. El master plan se prevé para fines de 2012.

"Un detalle para destacar es la próxima construcción de un pueblito colonial temático, donde se comercializarán unidades más pequeñas; éste poseerá restaurantes, cafés y un mercado, en el que se podrán comprar productos de la zona. El proyecto ofrecerá a propietarios el servicio de seguridad y conserjería durante las 24 horas", agrega Romero.

Próximamente se pondrá en venta un número limitado de lotes.

Viñedos, bodega y polo

La Estancia de Cafayate Wine & Golf cuenta con 80 hectáreas de viñedos que producirán aproximadamente 400.000 botellas del mejor vino al año. Los residentes serán copropietarios de los viñedos y podrán participar de todo el proceso de producción vitivinícola, incluidas las decisiones sobre varietales con el enólogo. A su vez, recibirán una asignación anual de 100 botellas de vino aproximadamente de cada cosecha.

Los amantes de los deportes ecuestres gozarán de una amplia gama de actividades. Habrá dos canchas de polo, establos privados completos y caballos peruanos de paso disponibles para que los residentes disfruten de cabalgatas por la red de caminos dentro del emprendimiento o para explorar su territorio.

Como punto de encuentro social, además del clubhouse de golf, se construirá un heath club con un proshop completo, vestuarios, y área gastronómica con bar y restaurante gourmet, más una enorme galería para disfrutar de las vistas de la cancha y los cerros cercanos. Este segundo clubhouse será el lugar ideal para reunirse con los vecinos; tendrán restaurante gourmet, bar, biblioteca, salas de juegos, de habanos y de conferencias.

Para completar una vida plena de relax y serenidad, habrá un centro de spa y fitness con sala de máquinas de última generación, salas para tratamientos adentro y afuera, espacios para yoga, pilates y pared para escalar. Pero la mejor parte será el Club de Gauchitos, un área para los más chicos, en la que estarán bien cuidados y entretenidos.

"Me encuentro en una etapa de la vida en la que me interesa conocer lo que es bueno y relacionarme con personas que compartan los mismos ideales", afirma Casey, uno de los titulares de la empresa desarrolladora.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.