Espíritu joven y bohemio

Con la impronta de su historia, este barrio porteño atrae a un público diverso, encantado con su patrimonio urbano. Los valores, aquí estables
Leandro Murciego
(0)
25 de agosto de 2012  

San Telmo es uno de los barrios más antiguos y a la vez más demandados de la ciudad de Buenos Aires. Delimitado por las calles Perú, Balcarce, Paseo Colón, México y San Juan, su fuerte acervo cultural e histórico lo convierten en uno de los centros de atención no sólo del público local sino también de turistas argentinos y extranjeros. Y a pesar del momento en cuanto al movimiento del mercado, la zona figura entre las más demandadas.

San Telmo, que no sólo es el barrio de menor superficie de la ciudad (con apenas 1,3 km2) sino también uno de los más antiguos junto con Monserrat (llamado originalmente Barrio Sur) y San Nicolás (Barrio Norte), se originó, en 1748 con la construcción de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, muy próximo al viejo casco urbano que estaba limitado a los alrededores de la Plaza Mayor (hoy Plaza de Mayo).

"Normalmente, las inmobiliarias lo agrupamos junto con algún sector del barrio de Barracas, Constitución y Monserrat, ampliando de esta manera los límites históricos de San Telmo, y llevándolos hasta Bernardo de Irigoyen y las avenidas Paseo Colón, Martín García y Avenida de Mayo", comentó Fernando Giesso, socio titular de la Inmobiliaria Giesso.

Pero el presente de San Telmo dista mucho de su población original, esa que se conformó en su mayoría con trabajadores portuarios. Hoy, gran parte de sus residentes son jóvenes profesionales y artistas que buscan un entorno descontracturado y bohemio.

Así, en los últimos tiempos se convirtió en un polo inmobiliario que captó a visitantes extranjeros que optan temporalmente por el lugar por su proximidad con las distintos focos turísticos.

"La gran heterogeneidad de los habitantes del barrio es una característica que a mucha gente le interesa, sobre todo gente vinculada con las actividades artístico-culturales. Hoy, los compradores suelen ser parejas con y sin hijos que quieren vivir cerca del centro y en un barrio que aún funciona como tal. Felizmente, San Telmo es muy requerido para uso residencial, aspecto que le aporta gran actividad a toda hora y tanto los sábados y domingos como durante la semana", explicó Giesso.

Y agregó: "También hay inversores y arquitectos que compran departamentos chicos para, refacción mediante, obtener una renta, ya que se alquilan muy rápido porque hay mucha demanda y poca oferta en la zona. Entre los compradores se encuentran los arquitectos que buscan unidades antiguas chicas a buen precio para remodelar y después revender o alquilar". Para Marcelo Abalo Rubiños, broker de AM Propiedades, una firma especializada en San Telmo, ésta es una zona muy particular. "Es un mercado interesante, que el santelmista no lo cambia por nada. Y el perfil de los potenciales compradores suele ser muy específico", afirmó Abalo Rubiños.

Al hablar del presente del mercado, los brokers coinciden en que el segmento de las propiedades usadas están en general sin movimiento. "En este momento surge alguna respuesta en los proyectos a estrenar que se ofrecen a la venta en pesos, mientras que en lo usado las operaciones son prácticamente nulas", dijo Francisco Ercolano, uno de los socios de Hit Propiedades.

Desde hace unos años la tipología de vivienda que más se demanda son los PH o los departamentos tipo casas. "Aquí los hay para todos los gustos, necesidades, y presupuestos. Desde los más pequeños y accesibles que son los PH por pasillo de un ambiente y patio, hasta los más grandes con entradas independientes (antiguamente llamadas casas de bajos y/o altos), estas unidades parten desde dos dormitorios en adelante más patio o terraza. Una de las principales fortalezas es que esta tipología no suele tener expensas o son muy económicas", amplió Giesso.

Y amplió Ercolano: "Fuera de los PH las unidades que más se buscan son las de uno y dos dormitorios. Aunque tampoco hay que descartar los monoambientes para alquilarlo en forma temporaria, algo muy utilizado por turistas tanto locales como del exterior".

En los últimos tiempos se construyeron algunos emprendimientos nuevos con unidades monoambientes y de un dormitorio aptos profesionales (en Humberto I al 900, por ejemplo).

Según los especialistas la zona más buscada es la denominada Area de Protección Histórica (APH), comprendida entre las avenidas de Mayo y San Juan, Balcarce y Perú. También es bastante pedido el sector cercano a parque Lezama. Como calles, las más buscadas son las que no tienen colectivos, como Balcarce, Humberto I, Estados Unidos y la zona próxima a la plaza Dorrego. Fuera de estas arterias elige las calles menos ruidosas, donde haya mucha vida nocturna o tránsito vehicular o de medios de transportes. No abunda el comprador foráneo y el que lo hace opta por tener mejor calidad de vida. Uno de los circuitos más elegidos es por Defensa desde San Juan hacia Plaza de Mayo.

Sobre el futuro inmobiliario, Abalo Rubiños afirmó: "Es difícil poder predecirlo pero lo que creo y espero es que se reactive el mercado si las partes se adecuan al momento actual. Considero que esto pasará ya que el ladrillo, como siempre es un refugio de los ahorros, por su buena rentabilidad (poco riesgo) y capitalización de la inversión. Lo que va a favorecer a todo el mercado, de acuerdo con las zonas. Y fundamentalmente, lo residencial es lo que predomina".

Precios

El valor del m2 usado en la zona oscila entre los 1600 y 2000 dólares, aunque depende de la ubicación, las características y el estado de conservación del inmueble para determinar el valor de cotización. Sin embargo, el valor del m2 a refaccionar ronda entre los 1100 y 1200 dólares. Según Ercolano, "para concretar una operación inmobiliaria actualmente se realiza un promedio entre el dólar oficial y el blue".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.