Opinión. Fórmulas para activar el sector