A pasos de Callao

Se recupera un edificio tradicional de 8 pisos, dos subsuelos y PB; en total suma casi 5800 m2
(0)
15 de agosto de 2005  

En un ochava sobre la avenida Corrientes, Riobamba y Enrique Santos Discépolo se está reciclando el edificio La Porteña. La obra terminará en aproximadamente tres meses. Se trata de una edificación emblemática que data de mediados del siglo XX, con una superficie total de 5738 metros cuadrados, distribuidos en ocho pisos, una planta baja y dos subsuelos.

Desde el primero hasta el quinto nivel son plantas libres muy luminosas de 560 m2 cada una. El sexto dispone de 480 con 53 m2 de balcón, el séptimo es de 480 y el último piso de 360 más 65 m2 de balcón. Su planta baja comercial abarca una superficie de 550 m2 mientras los dos subsuelos totalizan 950 m2 con frente sobre Corrientes de 30 metros de vidriera y 40 sobre el pasaje Discépolo.

Las plantas inferiores se cotizan en alquiler a 20 dólares y el resto, a 7 dólares por m2. La venta se calcula en 800 dólares por m2.

Carlos Alonso, de Corrientes Propiedades SA, empresa que comercializa en block o por nivel, explica: "El edificio está en Corrientes y el pasaje Discépolo, que próximamente será peatonal. Se pensó en la refuncionalización del inmueble incorporándole las tecnologías actuales y respetando las características originales. Para el exterior se proyectó un acceso sobre la ochava coronado por una imponente marquesina de la cual parte un baño de luz hacia el cielo mediante la utilización de cabezales móviles tipo robot con cambio de color. El resto de la fachada tendrá una iluminación desde cada una de las aberturas".

Los parámentos exteriores recibirán un nuevo revestimiento tipo piedra París y la restauración de los mármoles existentes le devolverá el esplendor original del inmueble. Se reemplazarán los ascensores existentes por elevadores de última generación. También se repararán los mármoles y granitos de los paliers y las escaleras.

En la planta baja, donde está el local comercial con acceso desde ambas calles, que tiene una importante altura, se conecta con un subsuelo de la misma superficie.

Por otra parte se renovarán las instalaciones eléctricas, de telefonía, aire acondicionado e incendio, que se adaptará a las necesidades actuales. "En las plantas intermedias se buscó generar la flexibilidad exigida a todo edificio moderno mediante el retiro de su tabiquería, y se instaló cuatro baterías de baños totalmente revestidos y equipados en la cercanía de los núcleos. De esta manera se desea otorgar vitalidad a un clásico de la arquitectura porteña y a uno de la avenida Corrientes", concluye Alonso.

En este inmueble que fue sede durante muchos años del Banco Mercantil se invierte para su reciclado integral alrededor de 1.500.000 pesos.

Un poco de historia

El nombre del edificio se debe a la pequeña locomotora del primer ferrocarril argentino, que transitaba por lo que hoy es el pasaje Enrique Santos Discépolo, antes Rauch. La precursora de las líneas férreas en nuestro país se inauguró el 29 de agosto de 1857.

La Porteña tenía un recorrido que comenzaba en la plaza del Parque -en lo que hoy es el Teatro Colón-, cruzaba la plaza, continuaba por la calle Lavalle ingresando por el pasaje Discépolo y tomaba por lo que es la avenida Corrientes rumbo hacia el Oeste hasta La Floresta.

Durante la gestión de Pastor Obligado se inició el trazado de la primera línea ferroviaria, aunque se bajó en la administración de Valentín Alsina.

El día de su inauguración hubo aproximadamente unas 30.000 personas, por entonces la tercera parte de la población.

Datos útiles

Nombre: Edificio La Porteña

Dirección: Av. Corrientes 1865/91

Características: Son ocho pisos distribuidos en plantas libres desde los 360 hasta los 560 metros cuadrados más dos subsuelos que totalizan otros 950 y una planta baja comercial de 550 metros cuadrados

Reciclado: Estudio de Arquitectura Dick

Comercializa: Corrientes Propiedades S.A.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.