San Martín. Apostar por la tecnología