Oficinas en Manhattan. Brusco aumento de la vacancia