Locales comerciales. El interior también crece