VICENTE LOPEZ Y SAN ISIDRO. Las oficinas miran al Norte