Pablo Podestá. Planta en funcionamiento