Rosario, cada vez con más demanda