Se recuperó un sector olvidado