Bajó un 5% el metro cuadrado en Buenos Aires y ahora es la tercera ciudad más cara de la región