La reinvención de la cocina

Los nuevos estilos de vida reconfiguran el rol de este espacio de la casa; la funcionalidad queda en segundo plano y el diseño se integra al resto de los ambientes; las últimas tendencias
Los nuevos estilos de vida reconfiguran el rol de este espacio de la casa; la funcionalidad queda en segundo plano y el diseño se integra al resto de los ambientes; las últimas tendencias
Jimena Barrionuevo
(0)
11 de mayo de 2019  

Año a año, la cocina es un espacio del hogar que cobra protagonismo. Ya no es el lugar donde solamente se preparan y almacenan los alimentos. Las cocinas no son lo que fueron en otros tiempos. "El diseño de este espacio era lo que llamamos cocinas laboratorio: blancas, con mucho mármol y acero inoxidable, pulcras y asépticas y separadas del resto de la casa. Con el correr de los años esa tendencia empezó a cambiar. Las paredes entre la sala de estar, el comedor y la cocina comenzaron a desaparecer, por lo que la cocina pasó a convertirse en una parte más del estar, donde la funcionalidad adquiere un segundo plano y se da una mayor importancia al diseño, la decoración y la homogeneidad entre ambientes", explica la arquitecta Mariana Venezia, creadora de la firma de muebles Antigua Madera.

La buena noticia es que hoy las nuevas tendencias permiten reciclar cocinas que parecían perdidas. Así, el mármol, la madera y los azulejos pisan fuerte esta temporada. Además, para los pisos tanto el mosaico hidráulico y el microcemento siguen en auge. Y el color se cuela por todos los rincones. A continuación, algunos de los tips de lo que viene.

Diseños. La apuesta fuerte hoy está en camuflar los electrodomésticos e integrarlos visualmente con el resto de los muebles. De hecho, cada vez es más difícil entrar en la cocina e identificar de inmediato dónde está la heladera o el lavavajillas. Esta tendencia por panelar los electrodomésticos viene de la mano de la integración con otros ambientes del hogar. Cocinas con frentes lisos, sin tiradores y herrajes ocultos son los diseños preferidos por los argentinos, aunque los modelos "vintage" que en general juegan con colores y distintos tipos de maderas, tienen también su público fiel. Además, hay una demanda creciente en aplicar los interiores en colores oscuros y para los frentes optar por materiales novedosos, como el vidrio, las placas acrílicas y las melaminas importadas.

Pisos. En la cocina, la elección es el porcelanato. "Cualquier producto que requiera mucho mantenimiento o limpieza no es opción. En cuanto a diseños, terminación y formatos hay muchas alternativas, desde brillo o mate hasta los que imitan la piedra natural o la madera", asegura el diseñador de interiores César Stivaletta. Pero también el microcemento ha logrado consolidar su presencia en la cocina. Ya sea en el piso, para unificar la cocina con el resto de estancias de la casa, como en la mesada, su acabado continuo, su amplio abanico de colores, su mínimo grosor y el hecho de que puede aplicarse sobre la superficie existente son algunos de los puntos fuertes de este material.

Azulejos. Se posicionaron como el nuevo competidor de la pintura. Durante años desterrados de la cocina, vuelven para revestir la zona de cocción o para remarcar un área. Se van a usar desde los icónicos azulejos subway, que ya llevan unos años de moda, o los que imitan las baldosas hidráulicas hasta los de formas geométricas. Azulejos, sí, pero con personalidad. Los expertos recomiendan los porcelanatos que imitan a los viejos azulejos. Y en el caso de aplicarlos en revestimientos es opción que sean cerámicas. En general vienen en formatos grandes y el dibujo simula que están dividido en cuatro, esto acelera el proceso de colocación y reduce las juntas.

Pintura. Si se trata de un espacio amplio, la gama de colores a utilizar es casi ilimitada pero, al hablar de un lugar pequeño, lo mejor es escoger colores claros. El tiempo que se permanezca en la cocina, también es un factor relevante; cuando son muchas las horas que se pasan en este espacio, lo mejor es inclinarse por tonos relajantes como los neutros o los claros para evitar la fatiga ocular. De todas maneras, un toque de color estridente que acompañe la elección cromática siempre es bienvenido, aseguran desde la marca de pinturas Sherwin-Williams.

La cantidad de luz que recibe la cocina también es un aspecto determinante. En el caso de que sea muy luminosa pueden seleccionarse tonos intensos y un tanto oscuros. Por otro lado, en aquellas que se aprecie poca luminosidad, es preferible escoger colores claros y/o brillantes que permitan reflejar la luz. En una cocina con comedor diario se buscará estimular la comunicación, interacción y el buen apetito. Un naranja es un buen tono para lograr este clima. Los colores tierra y marrones pueden ser una gran opción para este espacio ya que son excelentes al momento de esconder manchas. Inspirado en los tonos cálidos y variados de la miel con sus propiedades naturales, intemporales, protectoras, rejuvenecedoras y curativas, el color del año es el crème brûlée, según indican desde Alba. Su tono ámbar puede generar calma y ser reparador o ser estimulante y revitalizador, dependiendo de la incidencia de la luz y los colores que se presentan a su alrededor.

Mobiliario. La tecnología aplicada en la cocina busca hacer el día a día más fácil. ¿Algunas de las novedades? Mesadas con efecto antibacteriano, laminados antihuellas, hornos auto-limpiables, electrodomésticos inteligentes o heladeras que reconocen los tipos de alimentos y hacen recomendaciones para su almacenamiento. Y hay más. Desde la firma Häfele informan que lideran el ranking de mayor demanda un agujero desechador de residuos, que optimiza el espacio tanto de la mesa de trabajo como de la cocina, ya que se coloca dentro de la misma por lo que deja a la vista solo la tapa, mientras que el cesto propiamente dicho queda debajo de la mesada. Siguen las estaciones de carga USB. Pueden montarse directamente sobre los muebles existentes. También hay sistemas de sonido que convierten al mueble de cocina en un parlante: se trata de un accesorio que se instala fácilmente en la alacena o mesada de cocina y se conecta mediante bluetooth al celular.

En materia de muebles, se usan principalmente melaminas. "Desde el año pasado se pueden conseguirse en el mercado local interesantes opciones importadas con una novedosa tecnología que permite que la veta sea texturada y se vea muy real, casi como madera natural. En cajones y puertas hay MDF (que se elabora mediante la descomposición de maderas nobles y blandas con resinas y cera para formar fibras) laqueado, vidrio, enchapados de madera y placas de ABS (que a la vista parecen vidrio). La mesada sigue siendo la vedette del mueble, sobre todo enfocados en materiales minerales y cuarzos", dice Stivaletta. También sigue vigente la madera. "Con ella conseguimos un toque moderno y natural, algo muy importante cuando queremos huir de un diseño que a veces se puede sentir frío. Combinada con colores cálidos, hace que en cualquier ambiente de la casa reine un ambiente agradable sin mucho esfuerzo. Las maderas macizas y añosas recuperadas como el lapacho, la pinotea, el pino Oregón y el pino Brasil permiten renovar el espacio y darle un toque personal", indica Venezia.

En otras palabras, la madera puede estar en el piso, en los muebles, estantes o incluso ser un reemplazo para cambiar esa mesada que deseamos renovar hace tiempo. El secreto está en protegerla para que dure más. Respondiendo a esta demanda Cetol, la marca del grupo AkzoNobel especializada en el cuidado y protección de la madera, tiene un producto que puede ser aplicado tanto en los pisos de estos ambientes, así como en mesas y mesadas, dado que está pensado para resistir la fricción, evitando rayones, golpes y los artículos de limpieza más usuales.

Herrajes. Hoy son clave en el diseño de cualquier cocina. Simplifican el acceso a la vajilla, a la batería de cocina y a los accesorios. "Suelo remarcar con énfasis a los clientes, que los cajones y sistemas de herrajes de la cocina se usarán a diario muchas veces, y la calidad de ellos irá de la mano de la calidad de vida que vamos a tener. Hoy la tendencia es que todo venga hacia nosotros y tenga cierre suave, nadie quiere arrastrarse en un bajo mesada para buscar algo o que su cajón golpee al cerrar, por eso los sistemas extraíbles de alta gama son muy demandados", asegura el experto en diseño de interiores.

En ese sentido, el orden es una temática que cobra cada vez mayor protagonismo y está vinculado con los beneficios que conlleva encontrar lo que se necesita sin esfuerzo, rápidamente. Hay una variedad de propuestas que hacen de la cocina un ambiente en el que todo se encuentra.

Por ejemplo, las columnas extraíbles. Son las estrellas de Pinterest. Son ideales para ubicar al lado de la heladera o bien en un extremo de la cocina que se despliegue y muestre desde todas las especies que guardadas, hasta las latas de alimentos o los elementos de limpieza. También los cubierteros para cajones que permiten organizar según la necesidad y los sistemas giratorios para rinconeros que permiten ver todo: desde ollas, cacerolas y sartenes, hasta electrodomésticos y vajilla que, muchas veces no se utilizan porque no están a la vista. Esta propuesta logra hacer del rincón del mueble de cocina bajo mesada un lugar fácil de acceder. Por último, los accesorios para sobremesadas: hay propuesas estéticamente cuidadas y 100% funcionales. Estos accesorios permiten colocar al alcance de la mano desde condimentos, hasta utensilios que empleamos con asiduidad.

"Optimizar es la regla. Aprovechar cada uno de los recursos finitos que tenemos, desde cada metro cuadrado, hasta cada minuto de nuestro tiempo. El orden, sin lugar a dudas genera una satisfacción a veces imperceptible, pero muy valorada cuando lo encontramos", destaca Fernanda Smith ,Gerente de marketing y comunicación de Häfele Argentina.

Iluminación. Sumar iluminación en los muebles permite visualizar todo lo que se tiene y, además, generar diferentes climas a través de una temperatura de color fría o cálida. "Esto también afectará visualmente al mueble. Por ejemplo, una cocina blanca con luz fría se verá azulada, y una con luz cálida más amarilla. En cuanto a los planos de trabajo de mesada la luz se recomienda que sea de temperatura neutra, para que no tiña nuestra percepción de colores de la comida", finaliza Stivaletta.

De esta forma la cocina se convirtió en un sitio central de la casa: es un espacio que recibe, y contiene. Además, un punto natural de reunión familiar, un espacio de intercambio con amigos o un lugar para conectar con uno mismo a través de una buena comida y la entrega que significa preparar una buena comida con amor.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.