Las oficinas top, ante el riesgo de quedar obsoletas